Ovación
Martes 04 de Agosto de 2015

Campaña de alto vuelo

Si bien restan 11 partidos para concluir el nuevo certamen de Primera División, Unión llegó a los 19 cotejos iniciales, cantidad que traían los viejos torneos cortos con una puntuación que jamás pudo reunir en la elite, desde 1995, cuando los triunfos suman tres unidades.

Está claro que este plantel siempre quiere más. Lo demostró con su base de jugadores en el ascenso y lo ratifica en cada presentación en la máxima categoría.
Ascendió arrasando a todos pero eligió ganar todo y ser el mejor de los 20 a pesar que no había un declarado campeón. Sumó pocas caras pero que a la postre, en su gran mayoría, le rindieron mucho.
Y cuando parecía que el “fantasma Triverio” iba a ser un verdadero karma para Madelón y el cuerpo técnico, ya nadie habla de Kike después de los buenos resultados cosechados en esta recta final del año.
Arriba de todas
En los últimos 20 años, Unión sufrió dos descensos (2003 y 2013) y tres  ascensos (1996, 2011 y el último de 2014). En esa franja, la AFA determinó que desde la temporada 1995/96 se le diera a cada equipo tres puntos por partido ganado, uno por empate y obviamente sin unidades aquellos que pierdan sus compromisos.
De las 30 temporada que lleva el Tate en Primera División, está ejecutando la 10ª en estas dos últimas décadas desde el cómputo que pretendemos graficar a esta parte.
Entonces todo lo bueno, dentro y fuera de la cancha, que se trasluce en número impecables, sobrepasan a otras campañas que merecen ir a buscarse al archivo con destacadas tareas de los rojiblancos.
Por ejemplo, el Tate sumó 30 unidades en estas 19 fechas, con 7 victorias, 9 empates y 3 derrotas. Hizo 31 goles y le hicieron 27. Apenas tres veces (Newell’s, Sarmiento y Banfield) no marcó, en tanto en tres ocasiones Nereo Fernández se retiró con la valla invicta: Huracán, Vélez y Godoy Cruz. El haber cosechado el 52,63% de eficacialo ubica en la 10ª posición, a cuatro puntos de Belgrano (34), último en ingresar al reducido por un cupo a Copa Libertadores 2016. Su actual situación lo encuentra en zona de clasificación a la Liguilla para ingresar en la Sudamericana 2016.
Antecedentes cercanos
Para encontrar una buena campaña de Unión en las últimas participaciones en Primera División, hay que remontarse al Clausura 1999, cuando reunió 29 puntos y terminó en la 6ª posición (el campeón fue Boca con 44). Aquella vez ganó 8 encuentros (Gimnasia LP, Newell’s, Platense, Vélez, Talleres, Rosario Central, Independiente y Gimnasia de Jujuy) y sus artilleros fueron Darío Cabrol (7) y Daniel Noriega (7). Tuvo dos entrenadores: Salvador Capitano y Juan José López.
La otra campaña que en 19 partidos también reunió 29 puntos fue la que edificó en el Clausura 2000, con Nery Alberto Pumpido como estratega. En ese certamen ganó 9 veces: Ferro, Estudiantes, Independiente, Argentinos, Vélez, Gimnasia (J), River, Newell’s y Gimnasia (LP). Convirtió 28 goles pero recibió 40 y terminó con cuatro reveses en cadena, incluidos el 5-2 ante Boca y 6-0 frente a Racing. El que más festejó fue Néstor Andrés Silvera (5). Terminó en la 8ª colocación, a 13 del campeón River (42).
Desde allí a esta parte las buenas fueron pocas, con un equipo que estuvo mucho tiempo en el ascenso, cambió técnicos, incorporó jugadores en cantidad y recién empezó a pensar en ir para arriba en el presente año.
Cerca del objetivo
El camino por recorrer pone piedras a cada paso, pero desde Madelón hasta el que menos protagonismo tiene saben que si pueden continuar por esta senda, el objetivo de luchar por ingresar a una Copa internacional será palpable. Intermente es lo que pretenden todos, independientemente de finalizar como el mejor ubicado de los ascendidos. Le queda Racing tras las Paso, el último de los grandes en un torneo que también será recordado por mucho tiempo al no perder con ninguno de ellos hasta ahora y silenciar al puntero con un 4-3 sobre el final el pasado domingo.