Ovación
Domingo 21 de Febrero de 2016

Central va por un paso gigante ante River

El tránsito seguro le da la derecha, le otorga a este Central la posibilidad de mirar el futuro con más ilusión que reparos. Tres jugados, tres ganados. Se juega a las 21.30. 

El tránsito seguro le da la derecha, le otorga a este Central la posibilidad de mirar el futuro con más ilusión que reparos. Tres jugados, tres ganados. Desde esa plataforma, que incluye números y también rendimiento, se para hoy Coudet. Y sus jugadores, claro. No hay otra forma de encarar el partido de esta noche ante River que no sea poniendo la mirada de lleno en ese salto cuantitativo que puede darse y a partir de cual comenzar a potenciar ya desde el arranque el anhelo de vestirse con la pilcha de candidato que parece no asustar. Mucho menos incomodar. El hoy irregular pero siempre peligroso equipo del Muñeco Gallardo es el escollo a sortear. El que podría ponerle algún tipo de freno a esta prueba de tanque lleno que está llevando a cabo el Canalla o bien despejar aún más el camino.
Es demasiado prematuro hablar de prioridades, de que un torneo le cabría mejor que otro a Central. La explicación es sencilla: la Copa Libertadores todavía no arrancó para el equipo del Chacho, por lo que todo lo que está por venir se encuentra sumergido en el terreno de las incógnitas. No pasa lo mismo con lo que tiene que ver con el torneo local. En ese terreno ya hay indicadores bien claros. Por eso el razonamiento, inequívoco por cierto, sobre que un triunfo esta noche significaría un envión a todas luces.
Sumar de a tres ante River implicaría no sólo fortalecer los números, sino sacarse prácticamente de encima a un rival directo. Jamás hay que dejar de lado los imponderables del fútbol, más tratándose de un equipo de la jerarquía de River, pero superarlo implicaría marcarle una distancia ya de 9 puntos (tres partidos) en tan sólo cuatro fechas. Claro que no es el único que puede pelearle a Central la Zona 1, pero dejarlo a mitad de camino no sería poca cosa.
Bajo esta misma tesitura se encaró el último partido, contra Independiente. Y a ese rival complicado que se presagiaba también se le puso la mano en el pecho para imponerle distancia. Y ahí está hoy: a cinco puntos de Central y en la previa del clásico ante Racing.
Detenerse aunque sea un instante en los números de algunos rivales no es un acto caprichoso. Más bien todo lo contrario. Es que el análisis parte de lo que hizo y puede hacer Central. Lo que pueda realizar a partir de esta noche es una incógnita. Pero sí es un hecho lo ya expuesto. Y que son tres victorias de manera consecutiva, emulando hasta aquí aquel inicio de torneo arrollador en 2015.
Tal vez al equipo le haya faltado lograr que el nivel se mantenga durante un tiempo más prolongado en cada partido, pero los ratos de lucidez de los que pudo hacer gala le sobraron para imponer condiciones. Ocurrió en el clásico y también el pasado miércoles en Avellaneda, donde apenas 45 minutos le fueron suficientes para demoler al rival. Por supuesto, confiarse de esa virtud sería un error tan grande como ingenuo.
“Sé lo que nos jugamos el jueves pero sólo pienso en el próximo partido”, dijo Coudet. Y ese próximo partido es hoy. Es River. Un rival complicado pero al que se lo podría dejar ya demasiado lejos de la pelea. Con todo eso saldrá a jugar hoy Central. Sabiendo el perjuicio que puede ocasionar en el rival, pero teniendo muy en claro el enorme salto de calidad que puede dar si no se aparta del libreto que viene utilizando.

Elbio Evangeliste / Ovación La Capital