Ovación
Miércoles 08 de Julio de 2015

Cerró dos y va por uno más

Colón oficializó ayer las llegadas del defensor Ismael Benegas y el delantero Pablo Vegetti. Asimismo, la dirigencia tiene todo acordado con el volante Alan Ruiz, para que el jugador de San Lorenzo venga a préstamo. 

A poco de volver al ruedo de manera oficial con nuevo entrenador, finalmente este miércoles Colón pudo oficializar sus primeras dos incorporaciones y está a punto de cerrar el cupo por la partida de Mariano Bíttolo, a quien decidieron no renovarle el contrato.
Si bien las negociaciones con representantes, clubes y propios jugadores estaban finiquitadas de antemano, hubo que esperar la autorización de la Justicia para anunciar que el defensor paraguayo Ismael Benegas y el delantero Pablo Vegetti se pondrán la sangre y luto en lo que resta de la competencia. 
El defensor fue el primer adelantado. Surgió de Libertad de Paraguay y registra pasos por Rubio Ñú y Nacional de Montevideo. Por su parte, Vegetti se inició en Colón (SJ), pasó por Villa San Carlos, Rangers de Chile, Ferro y llega proveniente de Gimnasia (LP).
“No me gusta estar en el banco”
La novela Vegetti tuvo varios capítulos, pero el final feliz que quiso el propio jugador, junto a la dirigencia y el cuerpo técnico de Colón. En declaraciones realizadas en la víspera dejó en claro que viene a ponerse la camiseta titular del Rojinegro: “Hay que estar adentro para palpar lo que va pasando, yo sentí que me iba a costar volver a jugar. Sabía que la chance de jugar la tenía lejos. Muchos hablan sin saber. Hay que estar adentro. Uno quiere jugar y yo veía lejos esa posibilidad. No me gusta estar en el banco, sé que puedo dar mucho y adentro de la cancha”, expresó. Más adelante, enfatizó: “ Sentía que era tercer delantero en Gimnasia y buscaba sentirme importante. Llegué adonde llegué por no ser conformista. Priorizo jugar. Me voy tranquilo, sabiendo que hice las cosas de la mejor manera, por ahí no tuve suerte en este semestre y cuando el equipo comenzó a hacer bien las cosas me tocó salir”.
Respecto a qué le faltó, manifestó: “Me faltó el gol, porque el sacrificio, el brindarme siempre estuvo, desde el primer día que llegué. Hubo cosas puntuales, como el palo en San Juan, la chilena con Estudiantes, cosas que hubiesen cambiado el rumbo mío y del equipo. El entrenador me lo dijo, tuve mala suerte y me faltó el gol. Yo siempre me brindé, inclusive haciendo cosas que no eran necesarias. Le agradezco mucho a la gente el cariño que me dio, espero haber brindado algo”.
En cuanto a la decisión que tomó Pedro Troglio de sacarlo en su momento, dijo: “Él toma decisiones, si la tomó debe ser justa, cada uno lo analizará. No creo que haya sido una decisión injusta. A veces el delantero tiene que ser un poquito más egoísta, lo tendré en cuenta”.
Por último, admitió que el llamado de Franco influyó en su decisión: “El llamado del técnico influyó mucho. Si aparecía una buena chance la iba a aprovechar y estoy contento con la decisión que tomé”, cerró.
Gestión encaminada
Alan Ruiz nació en La Plata el 19 de agosto de 1993. Comenzó a jugar en Gimnasia donde debutó en 2011 de la mano de Darío Ortiz. En septiembre de 2012 fue cedido a San Lorenzo donde permaneció hasta principios de 2014, cuando lo prestaron al Gremio de Porto Alegre, pero nuevamente regresó al Ciclón donde nunca se pudo afianzar. Es un mediapunta de interesantes características al que apuntó el propio Darío Franco. Tomaron contacto con el futbolista y en un principio está todo finiquitado para que sea jugador de Colón en el resto del certamen de Primera División.
Ayer, Ruiz reconoció por FM La X (103.5) el interés del Rojinegro por contar con sus servicios: “Hablé con Franco y si se cierra la operación viajo directamente a Santa Fe”. Más adelante, apuntó: “No tuve la oportunidad de hablar con Bauza, lo mío tiene que ver con buscar continuidad. En Brasil también jugué como volante por la izquierda y lo hice de buena manera. Cuando hablamos con Franco le comenté que me siento más cómodo de enganche. En Gremio me fue muy bien. Lo de Colón es un desafío y una gran apuesta; solamente faltan que se pongan de acuerdo los dirigentes porque lo mío está todo arreglado. Realmente estoy entusiasmado y con muchas ganas que se dé todo para ponerme a las órdenes del técnico en Colón”.
Mariano Casanello / D. UNO