Ovación
Domingo 26 de Abril de 2015

Claudio, un grito de Guerra

El delantero Rojiblanco se descargó con Ovación y habló de cómo es su presente, sobre todo ahora que no juega.

El parate del fútbol de Primera División por las elecciones en Buenos Aire, hizo que los planteles de dicha divisional tengan un fin de semana de descanso, aspecto que en esta oportunidad a los jugadores que están lesionados les viene bien para seguir recuperándose y en Unión esto no es la excepción, sobre todo por lo que está siendo el momento de Claudio Guerra.
Justamente, el atacante y uno de los referentes que tiene este grupo, habló mano a mano con Ovación sobre cómo es su vida cotidiana fuera de una cancha de fútbol debido a la recuperación que está realizando después del desgarro que sufrió hace algunas semanas.
“Ahora le estamos dando más importancia al fortalecimiento en la parte física para que no se vuelva a repetir la lesión, por eso preferimos no hacer fútbol en la práctica del viernes por la noche. Creo que hubiese sido innecesario arriesgar en este momento del trabajo que venimos haciendo”, comentó el profesional Tatengue.
—¿Creés que vas a poder ser tenido en cuenta para el próximo domingo, cuando jueguen ante Belgrano?
—Eso lo vamos a ir viendo durante la semana con el técnico y los médicos, no me quiero apurar para volver a jugar. La verdad que no esperaba vivir este presente, no me lo esperaba porque fueron varios golpes duros… Sé que la carrera de los futbolistas se basan en momentos y sé que tengo que recuperar el mío. Tengo que ir paso a paso, porque tampoco estaría mal jugar en reserva para sumar minutos, pero es algo que ni siquiera hablé con el técnico.
Un proceso para el olvido
“Todos saben que acá me siento muy bien con todos, y que sería algo hermoso jugar en Primera con Unión, pero en el fútbol pasan cosas que a veces nadie espera y es lo que me sucedió. Además, yo no puedo ir casa por casa explicándoles a todos lo que me pasó… Hoy tengo que comerme que se hable cualquier cosa de mí. La gente vive de momentos y hoy se ve que no es el mío, pero tengo que ponerle el pecho a todo”, sostuvo Guerra.
—¿Y cómo convivís con eso?
—Tengo que asumirlo, esto ya me ocurrió en otro momento y me sobrepuse. Tengo que volver a ser el de antes por toda esa gente que me quiere y que me banca, y mucho más por esas tres personas que son los más lindo como mis hijos.
—¿Te dijeron algo en la calle?
—Es normal, sucede en todos lados. Dejo que hablen y nada más. Asumo los errores que estoy cometiendo y los estoy corrigiendo, no estoy pasando una buena situación familiar y me hago cargo porque siempre lo hice, sea para bien o en las malas; yo no me voy a caer y sé que no me olvidé de jugar al fútbol.
Por Claudio Cáplan / Ovación Diario UNO Santa Fe