Ovación
Lunes 12 de Junio de 2017

Colón debe mejorar de local para cumplir con el objetivo

De los tres partidos que restan para el final del torneo, el equipo sabalero afrontará dos en el Brigadier López. Paradójicamente el rendimiento del equipo rojinegro es superior cuando juega fuera de casa.

En lo que va del torneo, Colón sumó 24 puntos jugando como visitante y 21 como local. Fuera de casa los números del Sabalero son los siguientes: siete triunfos, tres empates y cuatro derrotas con un porcentaje de eficacia del 57,14%. En tanto que en el Brigadier López cosechó seis triunfos, tres empates y cuatro derrotas con un porcentaje de eficacia del 53,85%.

Quizás el dato más relevante tenga que ver con que históricamente al Sabalero le fue mejor cuando jugó ante sus hinchas y que ahora la situación se revirtió al menos en estas 27 fechas. De hecho, hace tres partidos que Colón no gana en condición de local acumulando dos empates (Atlético de Tucumán y Unión) y una derrota (Gimnasia de La Plata). Es decir que sumó dos puntos sobre nueve en juego.

Justamente en la recta final del torneo y con el objetivo de clasificar a una Copa, el Rojinegro tendrá que afrontar dos compromisos en su cancha ante rivales directos como lo son San Lorenzo y River. Por ahora el ingreso a la Sudamericana se está cumpliendo dado que está ubicado en la 10ª posición con 45 puntos, recordando que del primer puesto hasta el quinto se clasifica a la Libertadores y que desde el sexto al undécimo a la Sudamericana.

Por lo cual Colón está cinco puntos por encima de Talleres y de Defensa y Justicia que son los equipos que se están quedando afuera de la Copa, aunque en el caso del Halcón de Varela tiene un partido pendiente que deberá jugar el jueves ante Independiente. Pero más allá de este dato lo más relevante es que el conjunto que dirige Eduardo Domínguez depende de sí mismo para concretar el objetivo.

Para ello deberá mejorar su rendimiento y volver a hacerse fuerte como local, en lo que va de este 2017 el Sabalero jugó siete encuentros, con tres triunfos (Lanús, Godoy Cruz y Tigre), tres igualdades (Olimpo, Atlético de Tucumán y Unión) y una caída (Gimnasia de La Plata). Sobre 21 puntos en disputa obtuvo 12 con una eficacia del 57%.

No es un número para despreciar, pero está claro que los números positivos fueron decreciendo en los últimos compromisos y en este final del torneo, tendrá que levantar la puntería para meterse en una Copa que sin dudas sería un logro muy importante para el club y la dirigencia que no juega una competencia internacional desde el 2012 cuando disputó la Sudamericana.

Respecto al equipo que jugará ante San Lorenzo, se sabe que no estará Germán Conti dado que debe cumplir una fecha de suspensión por acumulación de tarjetas amarillas. En principio su reemplazante sería Emanuel Olivera, aunque no habría que descartar alguna otra alternativa.

Por otra parte habrá que aguardar si Pablo Ledesma quien comenzó a entrenar a la par de sus compañeros tiene chance de estar desde el arranque o si puede ocupar un lugar en el banco de relevos, teniendo en cuenta que no juega desde el 24 de abril cuando se lesionó en el partido ante Tigre sufriendo una distensión de grado dos del ligamento colateral interno de su rodilla derecha.

De esta manera, los próximos dos entrenamientos serán decisivos para saber si el ex-Boca vuelve al equipo en un partido tan importante como lo es ante el Ciclón. Se sabe que el cotejo se jugará el jueves pero en las próximas horas se confirmará el horario del mismo. Como así también, este lunes se definirá cuántas entradas se pondrán a la venta para los simpatizantes de San Lorenzo.