Ovación
Miércoles 14 de Junio de 2017

Colón le ganó a San Lorenzo 2 a 1 y sueña con la Copa Libertadores

El elenco sabalero con goles de Nicolás Leguizamón y Facundo Pereyra se impuso al Ciclón que convirtió por intermedio de Fernando Belluschi. Fue expulsado Clemente Rodríguez y con esta victoria el elenco rojinegro llega a los 48 puntos y se ubica en la 7ª posición. Sigue en zona de clasificación a la Sudamericana pero mira de reojo la otra Copa.


Importantísimo triunfo fue el que consiguió Colón ante un equipo que estaba por encima en la tabla de posiciones y que venía de superar a River. Por lo cual es aún mayor el mérito teniendo en cuenta el adversario que estaba enfrente. Además sirvió para romper una racha de cinco partidos sin triunfos y de a poco comenzar a asegurarse un lugar en la Sudamericana del 2018, pero además viendo de reojo la Libertadores.

Colón y San Lorenzo protagonizaron desde el inicio un partido intenso, de ida y vuelta ya que el empate no les servía demasiado. Por ello cuando apenas se jugaban 3' el Sabalero tuvo la primera chance de gol con un remate de Gerónimo Poblete que se fue por encima del travesaño. Aunque Fernando Rapallini debió retrotaer la jugada ya que antes el mismo Poblete fue derribado cerca del área lo que hubiera significado un tiro libre en una posición inmejorable.
GOL-LEGUI-TELAM.jpg
Leguizamón ponía en ventaja a Colón a los 37' del primer tiempo
Leguizamón ponía en ventaja a Colón a los 37' del primer tiempo

Sin embargo con el correr de los minutos fue San Lorenzo quien comenzó a manejar la pelota y generó varios tiros de esquina en su favor apremiando al arco rojinegro. Con la movilidad de Fernando Belluschi y Ezequiel Cerutti el Ciclón complicaba por el sector derecho. Y de una pelota quieta llegó la primera opción de gol para el visitante a los 11' con un cabezazo de Matías Caruzzo que se fue por encima del horizontal. Y un minuto más tarde Gonzalo Bergessio quedó mano a mano con Jorge Broun y el arquero sabalero le contuvo el remate que tenía destino de red.

A esa altura era superior el equipo conducido por Diego Aguirre, con mayor precisión para hacerse de la pelota y jugarla con criterio. Pero a los 20' de un rechazo de Emanuel Olivera en la defensa, Colón generó la chance más clara de gol, dado que Caruzzo calculó mal y el balón le quedó a Nicolás Leguizamón que se fue cara a cara con el arquero azulgrana Nicolás Navarro. Pero el disparo del delantero rojinegro fue demasiado frontal y eso hizo que Navarro despejara la pelota hacia el córner.

Y a los 30' el Ciclón avisó de nuevo con una gran jugada por izquierda de Bautista Merlini que superó con facilidad a Yamil Garnier y con zurda envió un centro al corazón del área que cayó en la cabeza de Cerutti, pero para suerte de Colón el carrilero del Cuervo no le dio buena dirección al testazo. En media hora de juego el que proponía era San Lorenzo y el que apostaba a la contra era Colón.

Y cuando el conjunto visitante era un poco más, trepó por izquierda Clemente Rodríguez, quedó a cara a cara con Navarro pero cedió a Viruta Vera. No obstante el uruguayo no pudo rematar y el que apareció por atrás de todos fue Leguizamón para meter un zurdazo a la carrera y establecer el 1-0 que a esa altura era impensado desde la lógica del juego.
Embed


A partir de allí se observó un Colón mucho más confiado y enchufado que terminó ganando las pelotas divididas y empujando sobre el arco azulgrana. De todos modos el resultado más justo hubiese sido el empate al cabo de los primeros 45' ya que ambos equipos tuvieron sus chances de gol. Pero en este caso el Rojinegro fue más efectivo.

En el inicio de la segunda etapa y como era de suponer San Lorenzo salió decidido a buscar el empate y a los 3' Fernando Belluschi de puntín dentro del área estableció el empate. Remató Cerutti el rebotó en Rodríguez y derivó en Bergessio. Pero el delantero no pudo controlar y por eso el volante llegó desde atrás para ajusticiar a Broun y poner justicia en el resultado.
Embed


Y continuó siendo un poco mejor San Lorenzo que casi llega al segundo gol, mediante un tiro libre ejecutado por Belluschi a los 8' que se fue cerca del caño izquierdo del arco defendido por Fatura. Pero Colón siguió haciendo uso de su enorme efectividad y por eso en el primer remate al arco del segundo tiempo encontró premio.

Salió jugando y se equivocó Senesi la recuperó Vera, cedió a Poblete la pelota quedó dentro del área y a pura repentización Pereyra sacó un latigazo terrible para poner arriba nuevamente al Sabalero. Sin embargo no tuvo tiempo de festejar demasiado ya que un minuto más tarde Rodríguez le cometió una infracción a Cerutti y Rapallini le mostró la segunda amarilla y la consecuente roja.
Embed

Por ello inmediatamente Eduardo Domínguez mandó a la cancha a Lucas Ceballos para jugar como lateral izquierdo y decidió la salida de Leguizamón. Y luego apostó por Iván Torres reemplazando a Pereyra para darle más contención a la zona media. Lo tuvo Belluschi con un remate que pasó muy cerca del caño derecho. Pero también pudo aumentar el resultado Colón con un disparo al primer palo del paraguayo Torres que encontró los guantes de Navarro.

A los 30' Merlini dentro del área sacó un derechazo que se metia en el ángulo izquierdo pero para fortuna de Colón la pelota se estrelló en el palo y salió. A esa altura era un milagro que el Sabalero estuviese ganando el partido. Lo aguantaba como podía apostando a que Vera aguantara la pelota en ataque para darle un poco de aire.

La parte final del cotejo fue una constante entre la búsqueda de San Lorenzo y el aguante de Colón dejando la piel a la hora de disputar cada balón. Lo sufrió al partido el conjunto local, pero tuvo el carácter suficiente como para plantarse ante la adversidad de jugar gran parte del segundo tiempo con uno menos.
GOLCOLONLEGUIZAMON.jpeg
El festejo de los jugadores de Colón tras el gol de Leguizamón a los 37' del primer tiempo.
El festejo de los jugadores de Colón tras el gol de Leguizamón a los 37' del primer tiempo.

Y el esfuerzo tuvo su premio, ya que ganó sin sobrarle nada, pero demostrando que el equipo está de vuelta. Este Colón se pareció más al que ganó los siete partidos al hilo y no al último que apenas había cosechado tres puntos en cinco encuentros. Un triunfo que le permite ilusionarse ya que hoy cuenta con muchísimas chances de ingresar a la Sudamericana y mira de reojo la Libertadores.

Luego de aquellas dos derrotas con Temperley y Gimnasia de La Plata el panorama era complicado porque debía afrontar cuatro partidos realmente muy difíciles. Por lo cual el plantel sabalero apareció en el momento justo, para rescatar un punto ante Central como visitante y tres como local ante San Lorenzo. Un verdadero negocio hizo ante adversarios que a priori se suponían superiores.

Ahora le queda visitar a Racing y recibir a River, pero está claro que se puso de pie y ahora se permite soñar con un final de torneo en el que pueda cumplir con el objetivo de jugar una Copa que no lo hace desde el 2012 con la Sudamericana. Está muy cerca de cumplirlo ya que le sacó ocho puntos a Talleres y Defensa y Justicia que son los últimos equipos que se están quedando afuera. Por lo cual son muchos los motivos por los cuales el hincha sabalero puede golpearse el pecho y festejar.