Ovación
Martes 14 de Febrero de 2017

Comenzó dando un paseo

Villa Dora debutó con una cómoda victoria en el Sudamericano de Clubes de Brasil ante Olympic de Bolivia por 3-0 (25-6, 25-17 y 25-19) y ya se aseguró un lugar en las semifinales. Este miércoles estará jugando su segundo encuentro frente al local Dentil/Praia Clube de Minas Gerais

Villa Dora comenzó con el pie derecho su tercera participación en el Sudamericano de Clubes de vóley femenino de Minas Gerais, Brasil, tras superar a Olympic de Bolivia por 3-0 (25-6, 25-17 y 25-19).
De esta manera cumplió con los deberes, ya que obtuvo el halago que necesitaba para instalarse en las semifinales de un torneo que tiene como último campeón a Rexona, quien está en la otra zona.

Las santafesinas sabían en la previa que era el partido a ganar, no solo porque se aseguraban un lugar en la siguiente instancia sino también porque eran superiores en todo sentido: deportiva e individualmente. Fue así como ya en los primeros minutos se vieron las distancias que existen entre ambos.

El conjunto boliviano se puso al frente con un cruzado por la punta, pero después se produjo una andanada de las Doras, que metieron un parcial de 5-0 para que se presente el primer tiempo muerto del rival. Lejos de enfriar el trámite, Villa Dora le imprimió todavía más presión, con Maira Westergaard y Aylén Ponso por las puntas. Olympic le puso fin a la malaria con dos puntos en fila (9-3). Cuando parecía que el duelo se emparejaba, dos bombazos de saque de Westergaard para volver a poner en cause a las conducidas por Lorena Góngora, que se fueron despegando cada vez más.
Embed

El 18-4 era lapidario, dando lugar a la rotación: fue así como ingresaron María Florencia Giorgi y María Elena Romero. Candelaria Herrera se hizo cada vez más gigante en el centro, para hacer casi utópica la remontada para las del altiplano. Un auténtico monólogo se presenciaba en Uberlandia, donde Villa Dora se llevó el primer set por un claro 25-6, con otro palazo de la capitana, Maira Westergaard.
Casi como si fuese un calco del primer acto, Olympic se puso al frente con una acción de Rosa Reynoso, pero rápidamente llegó el empate de Herrera. Quizás comenzó un punto a punto más entretenido, aunque Villa Dora tomó una renta de tres (5-2) para ir calentando motores. La recepción de Ariana Maciés también fue un factor preponderante para que Bárbara Frangella genere opciones de ataque desde el armado.
Llegaron dos tantos en fila de las comandadas por el salteño Alejandro Giménez, par dejar el tanteador 8-6, aunque poco le duró la remontada, ya que nuevamente Ponso sacudió por la punta para pararle el carro. A partir de ahí, el elenco de barrio Sargento Cabral comenzó a administrar la brecha, en base a una sólida defensa y un bloqueo que paulatinamente fue haciendo clave.

Si bien Olympic se la bancó para llegar al 22-17, Wastergaard no quiso saber nada con empatar el duelo y le dio el segundo set a Villa Dora por 25-17.

Lo liquidó en el cierre
Daba la sensación que las santafesinas iban a liquidar el partido desde el primer minuto en el tercer set, pero este deporte, que se caracteriza por ser lógico, tiende a dar sorpresas. Esto se debe a que Villa Dora no pudo mantener la efectividad de la parte anterior y las bolivianas lo supieron aprovechar para presentar un trámite palmo a palmo (11-11), para que Lorena Góngora pare las acciones con un minuto. La idea era ordenar una estantería que se había desordenado, pero que resultó a medias, ya que la tónica no se modificó en los siguientes ataques, debido a que las entrenadas por el argentino Alejandro Giménez tenían a una picante Rosa Reynoso, para darlo vuelta por la mínima 15-14. Aunque Ponso reaccionó en el siguiente ataque para empatarlo.

Pero durante todo este último proceso, histórico por cierto, Villa Dora entendió cómo debía jugar la parte final para cerrarlo. Vitales intervenciones de Ariana Maciés en la recepción le dieron el cambio radical para pasar al frente y encaminar lo que terminaría siendo la primera victoria. Llegó el 16-14 con el segundo tiempo técnico, que ayudó a Góngora a edificar la explosión del final. De la mano de Maira Watergaard (22 puntos), las Doras comenzaron comerse a su rival, que le presentó oposición durante poco más de 15'. Llegaron 22-18 a la etapa de definición, que fue luego de 22-19, pero aparecieron tres puntos en fila con su habitual repertorio para que las chichas santafesinas se queden con el último set por 25-19 y, a la postre, con el partido por un claro 3-0.

Así fue como dieron el primer paso en este campeonato de elite internacional, sabiendo que se ganaron un lugar en las semifinales. Es verdad que su contrincante no estaba a la altura, sin embargo había que ser consistentes en el juego para encarar el resto de la competencias con otras ilusiones. Entonces un triunfo así invita a ilusionarse con conseguir muchos halagos más, algo que en la historia de esta institución todo el tiempo están apareciendo.

Ahora será tiempo para descansar y pensar en el próximo choque de este miércoles ante el rival más fuerte del grupo, Dentil/Praia Clube, quien sin dudas será una verdadera prueba de fuego.
Embed

Si las Doras ganan, podrán tener un mejor cruce en la próxima fase, donde asoma el campeón Rexona como candidato, aunque habrá que ser cautos en este caso, ya que enfrente tendrán a un rival de suma exigencia y que también pretende ser protagonista.

Una vez terminado el partido, Lorena Góngora manifestó que "estar en este Sudamericano es un gran orgullo para nosotras. Después de esta victoria solo queremos pensar en descansar ya que el jueves nos enfrentaremos ante una potencia que tiene el vóley femenino de Brasil".

Rexona no tuvo problemas
Roxana/Sesc de Brasil no tuvo problemas en despachar a Boca Juniors por un inapelable 3-0, con parciales de 25-17, 25-8 y 25-8, en un cotejo desarrollado en Uberaba (otra de las sedes).
Por consiguiente, el Xeneize quedó obligado a derrotar este miércoles a las 18, a la Universidad San Martín de Porres de Perú para soñar con entrar entre los cuatro mejores del torneo.