Ovación
Sábado 26 de Marzo de 2016

Comprar y luego negociar

Los dirigentes sabaleros le hicieron saber a Federico Ruiz (papá de Alan Ruiz) y Heber Marchioni (representante del jugador) que Colón está dispuesto a hacer uso de la opción para adquirir el pase del 10 rojinegro. La misma está valuada en 2.500.000 dólares y tienen tiempo hasta el 30 de mayo.

Los siete goles que marcó Alan Ruiz en el torneo y los muy buenos partidos que jugó el 10 sabalero despertaron el entusiasmo de varios clubes europeos que se mostraron interesados en adquirir el pase del mediocampista rojinegro.
Es por eso que los directivos de Colón, rápidos de reflejos, se juntaron esta semana con Heber Marchioni (representante del futbolista) y Federico Ruiz (papá de Alan) para hacerles saber qué club está dispuesto a hacer uso de la opción.
De la reunión participaron el vicepresidente tercero Horacio Darrás y José Vignatti, quien es asesor futbolístico y pieza clave en las decisiones que se toman respecto al tema deportivo. Colón tiene tiempo hasta el 30 de mayo para depositar los 2.500.000 de dólares y quedarse con los derechos económicos del goleador, tal cual está estipulado en el contrato que se firmó a mitad del año pasado.
Ruiz llegó a la entidad rojinegra a préstamo sin cargo y con la opción mencionada, en una clara muestra que la directiva de San Lorenzo no tenía demasiada confianza en el jugador ya que el monto fijado no fue tan elevado para un futbolista que tiene un potencial muy grande.
Si bien es cierto que hace casi un año el presente futbolístico de Alan era muy distinto al de hoy, la realidad indica que venía de jugar en Gremio y antes lo había hecho en San Lorenzo. Fue por ese motivo, que cuando los exdirigentes sabaleros le mencionaron a Darío Franco la chance de sumar a Ruiz, el entrenador no dudó un instante.
Por lo que pudo averiguar Ovación, hace una semana cuando se jugó el Clásico emisarios del Sporting Lisboa se hicieron presentes en el estadio Brigadier López para observar bien de cerca a Ruiz, ya que la entidad portuguesa es una de las que mostró un interés concreto por llevarse al volante.
Pero también hay otros equipos que posaron sus ojos en Ruiz de diferentes países, como el caso de Italia, Bélgica y China. Pero también del fútbol brasileño en donde el jugador ya estuvo durante una temporada vistiendo la camiseta de Gremio. Aunque en este caso, el interesado sería su clásico rival como lo es el Inter de Porto Alegre. Sondeos y propuestas son las que abundan.
Está claro que para Colón sería un excelente negocio comprar el pase y luego negociarlo ya que las cifras que se manejan de manera extraoficial rondan entre los 6.000.000 y 7.000.000 de dólares. La institución rojinegra prácticamente no invirtió nada en el futbolista, ya que solo debió abonarle el sueldo.
Por el momento Colón dio el primer paso aunque faltan dos meses para concretar la operación y en ese lapso se buscarán a los inversores dado que hoy el club no está en condiciones de hacer semejante esfuerzo económico producto del Salvataje Deportivo. De todos modos, más allá de poner el dinero para hacer uso de la opción luego deberá arreglar el contrato de Ruiz.
Hace una semana, luego del partido frente a Unión, el 10 enfrentó a la prensa y se despachó manifestando que había cumplido un ciclo con la camiseta rojinegra. Sin embargo, 24 horas después su representante charló en exclusiva con Ovación y disipó cualquier tipo de especulación, expresando que Ruiz “cumplirá el contrato y seguirá en el club”.
Está claro que se trató de un momento de mucho enojo que tuvo que ver con la derrota en el Clásico, pero también con los insultos que sufrió durante el partido y también su hermano Federico, que ese día integró el banco de relevos. Pero con el correr de las horas el mediocampista se fue tranquilizando y charló con los dirigentes.
El viernes el propio Franco minimizó el tema y dijo lo siguiente:“Se trató de un momento de calentura y nada más, ya pasó. Está arrepentido y ahora dio vuelta la página además hizo una gran semana de trabajo como el resto del plantel y sus dichos quedaron ahí”.
De este modo, lo mejor para Ruiz y Colón es que el jugador se enfoque en rendir y dejar de lado las cuestiones extrafutbolísticas que en ciertos momentos lo perjudicaron. Con apenas 22 años, tiene un potencial enorme y no es casualidad que integre una lista con miras a los Juegos Olímpicos y que varios clubes posen sus ojos en él. Por lo cual estos dos meses que faltan serán determinantes para conocer cuál será su futuro.