Ovación
Martes 03 de Mayo de 2016

Con la necesidad de seguir

Colón debutará en la Copa Argentina frente a Almagro con el objetivo de avanzar a una nueva ronda. Por ello, Ricardo Johansen pone lo mejor que tiene a mano para continuar con la recuperación futbolística

Este martes, luego del entrenamiento que se llevó a cabo en el predio, el entrenador Ricardo Johansen confirmó el equipo que jugará esta tarde, desde las 15.30, ante Almagro por la Copa Argentina. En consecuencia, pondrá en cancha lo mejor para intentar pasar de fase y luego sí pensar en el compromiso del próximo sábado frente a Vélez. 
 
Está claro que Colón no puede darse el lujo de quedar eliminado en la primera ronda como sucedió el año pasado cuando cayó por penales ante Acassuso, dado que en ese momento se apostó por una formación alternativa. 
 
Por ese motivo y, pensando en las cosas que se hicieron mal, el cuerpo técnico se inclinó por un equipo conformado por habituales titulares, salvo alguna excepción. Además, la posibilidad de quedarse en Buenos Aires a esperar el partido ante el Fortín le evita el desgaste de tantos viajes y, por ello, tendrá más tiempo de recuperar a sus jugadores con vistas al torneo local y a seguir sumando para terminar lo más arriba posible.
 
 
La baja más sensible que tendrá el Rojinegro será la de Germán Conti, quien fue expulsado en la anterior edición y deberá cumplir con una fecha de suspensión. De este modo, su reemplazante será Osvaldo Barsottini. Mientras que Pablo Cuevas ingresará en lugar de Luis Castillo, quien no puede afianzarse como lateral derecho (variante táctica).
 
A la hora de analizar el desarrollo de lo que puede llegar a ser el encuentro de esta tarde, la lógica indica que debería ser Colón el que salga a buscar el resultado, obligado por la diferencia en cuanto a la jerarquía de los dos planteles.
 
Seguramente Almagro especulará con esa situación y se parará de contra, sabiendo que si plantea un partido de igual a igual por allí tendrá menos chances de obtener un buen resultado. No obstante y, teniendo en cuenta los muchos antecedentes que se observaron a lo largo de las distintas ediciones de la Copa Argentina, está claro que el Sabalero no puede de ninguna manera confiarse y mucho menos subestimar al rival.
 
Almagro en la “B” Nacional viene cumpliendo una actuación discreta al ubicarse en la 9ª posición y a 14 puntos del líder Talleres de Córdoba. Con lo cual, no es de los mejores equipos de la categoría. 
De todas maneras, en esta clase de encuentros siempre el equipo que asoma inferior entrega un plus para tratar de equipar las equivalencias que, a priori, son muy concretas. De hecho y, apelando a los antecedentes en la última participación por Copa Argentina, el Sabalero cayó ante Acassuso en la definición desde los 12 pasos en 2015. En 2014 también perdió por penales ante River, luego de igualar 0-0.
 
 
Y en 2013 fue vencido por Platense por 2-1, con tantos de Sebastián Matos y Juan Manuel Olivares, en tanto para los santafesinos marcó Rubén Ramírez. Mientras que en la primera edición, el  Rojinegro perdió frente Sarmiento de Junín por 1-0, con gol de Ramón Ábila (hoy figura de Huracán).
 
Es decir que, de las cuatro veces que fue eliminado, en tres de ellas fue ante un rival que jugaba en una categoría inferior. Los únicos dos triunfos que obtuvo Colón por Copa Argentina fueron ante Talleres (C) en el debut por 2-0, con goles de Martín Luque y Gabriel Graciani, y el restante frente a Lanús por 1-0, con gol de Facundo Callejo, accediendo por primera vez a los octavos de final.
 
El Rojo necesita pasar
Independiente enfrentará a San Telmo (de la “B” Metropolitana), por los 32º de final. El encuentro se disputará en el estadio Antonio Romero de Formosa, desde las 22, con Pedro Argañaraz como árbitro.