Ovación
Martes 10 de Octubre de 2017

Con un Messi brillante, Argentina clasificó al Mundial después de mucho sufrimiento

Con tres goles del 10, Argentina superó a Ecuador por 3 a 1 en la altura de Quito y selló su pasaporte a Rusia.

Argentina se clasificó al Mundial de Rusia 2018, tras derrotar a Ecuador por 3-1, en la altura de Quito, con tres tantos de Lionel Messi. El conjunto nacional arrancó perdiendo antes del primer minuto con un tanto de Romario Ibarra, pero lo pudo dar vuelta para conseguir el pasaje directo al certamen ecuménico.

Comenzó realmente muy mal la historia para la Argentina ya que a los 45" perdía el partido y se quedaba afuera del Mundial. Un error de Javier M3-1tado de ánimo.

Pero esta vez Lionel Messi a quien siempre se le exige más, esta vez respondió y fue determinante para dar vuelta el resultado. Con un Ángel Di María que fue el ladero del 10 quien en el primer tanto lo dejó solo de cara al arco para la definición del futbolista del Barcelona.

Un empate que traía algo de tranquilidad, ya que pudo recuperarse rápido y luego de eso una nueva aparición de Lionel selló el 2 a 1 con un zurdazo que se metió arriba del arco custodiado por Banguera luego de un grosero error de un defensor ecuatoriano.

Embed


Lo tuvo Di María luego de una asistencia de Messi, pero su remate impactó en el cuerpo del arquero local. En los minutos finales, Argentina bajó el ritmo como era lógico y Ecuador apuró pero no generó peligro y por eso el resultado parcial resultó justificado.

El comienzo de la segunda etapa fue diferente, dado que Argentina con el resultado a favor salió a intentar jugar lejos del arco de Romero y en los primeros minutos el juego muy friccionado, trabado y eso favorecía al seleccionado argentino.

Cuando poco pasaba en el partido, apareció nuevamente Messi y con otra genialidad decretó el tercero y sentenció la historia. En otra gran jugada personal, hizo pasar de largo a los defensores rivales y de zurda lo colgó a Banguera. Se jugaban 17' pero estaba claro que de la mano de Messi la Argentina sacaba boletos a Rusia.

El resto del partido resultó un trámite entre la conformidad del seleccionado conducido por Jorge Sampaoli y la impotencia de Ecuador que no tenía argumentos futbolísticos ni tampoco jerarquía como para inquietar e intentar la heroica.

Messi dijo presente en un momento clave, determinante para apagar el incendio y evitar lo que hubiese sido un soberano fracaso. Apareció en toda su dimensión para terminar ganando el partido y disimular una Eliminatoria que para Argentina resultó un padecimiento.

Con el objetivo cumplido de jugar el Mundial, ahora será tarea de Sampoli corregir muchas cuestiones como para conformar un equipo que sea confiable. Hoy no lo es y sigue dependiendo exclusivamente de Messi. Ahora será tarea respaldarlo y rodearlo con los mejores, para que este triunfo no sea apenas una anécdota y que se pueda pensar en grande. Que el árbol no tape el bosque.

La Selección hizo lo que debía hacer, antes de comenzar las Eliminatorias era impensado en no clasificar, pasaron tres entrenadores se hicieron muchas cosas mal, pero el destino le dio una nueva oportunidad y Messi supo aprovecharla para pensar en Rusia.