Ovación
Martes 11 de Julio de 2017

Conformismo de Domínguez, aunque deben llegar cinco o seis refuerzos más

El entrenador sabalero está muy satisfecho respecto al plantel con el que cuenta para la pretemporada, sabiendo que la dirigencia sumará varias incorporaciones para terminar de armar el grupo.

En el segundo día de pretemporada, Eduardo Domínguez ya cuenta con tres refuerzos como lo son: Gonzalo Marinelli, Gustavo Toledo y Matías Fritzler, todos ellos fueron apuntados como prioridad por el DT y los dirigentes pudieron darle el gusto. Por ello hoy el entrenador está muy conforme como viene trabajando la dirigencia sabalera y por ese motivo les pidió que no se apuren por sumar ya a los refuerzos teniendo en cuenta que se trata de un mercado de pases que está comenzando.

LEER MÁS: El primero que puso el gancho

La idea es que venga un arquero para atajar, por el momento se tiraron arriba de la mesa varios nombres pero no existe un consenso generalizado respecto a quien podría ser el candidato. En las últimas horas se mencionó a Nereo Champagne y a Diego Rodríguez. Antes se habló de Ezequiel Unsain pero lo que no terminaba de convencer era la edad del arquero (22 años) que hoy está en Defensa y Justicia.

De todos modos es un tema a resolver, pero que no inquieta a Domínguez. Por otra parte se buscarán dos defensores, un marcador central y quizás un lateral que pueda alternar por las dos bandas. En la mitad de la cancha la idea es un carrilero por derecha, en ese sentido el candidato principal es Augusto Solari y no se descarta que se sume un volante central.


Mientras que también irán a la carga por un delantero, que puede jugar por afuera, pero también podría ser un centrodelantero de nombre como en su momento fue la llegada de Diego Vera. Se mencionó la chance de Lucas Albertengo, pero en este caso un jugador de esa naturaleza podría gestionarse su arribo con el correr del tiempo y en función de que Independiente sume otros delanteros de jerarquía y en consecuencia el ex-Rafaela pueda quedar un poco relegado.

Otra de las cuestiones que por estas horas está resolviendo la dirigencia es la continuidad de Clemente Rodríguez que de no mediar ningún imprevisto estará firmando un contrato por dos años con la institución rojinegra. Ambas partes cederán en sus pretensiones y eso zanjará las diferencias iniciales.


Mientras que por lo de Nicolás Silva no hubo novedades, el jugador está a la espera del llamado de los directivos, dado que según su representante el 30 de junio quedó libre. La opción de compra en favor de Colón era de 175.000 dólares, pero según el representante el club debía depositar ese dinero antes del 30 de junio. Desde Colón afirman que están equivocados y por eso tomaron cartas en el asunto para solucionar el conflicto.