Ovación
Viernes 06 de Mayo de 2016

Copa Santa Fe: infartante definición por penales en San Justo

El arquero de Colón de San Justo, Nicolás Núñez, fue el gran protagonista en el derby ante Sanjustino al atajar dos penales y clasificarlo para la nueva copa provincial. Video. 

Ya a los cinco años se revolcaba en la tierra tratando atesorar la pelota para que se durmiera en su cuerpo. Un pequeño arco seguía con la red quieta. Su padre Ramón venía de jugar en el mismo puesto que su hijo Nicolás, el de arquero, el lugar más sacrificado en un campo de juego. Desde chico recibió sus consejos, los guardaba en los guantes de su papá, que le quedaban inmensos a la hora de recibir un remate de Ramón. Nicolás  volaba de palo a palo soñando que algún día atajaría penales, que le cambiarían su identidad de a héroe. Nicolás Núñez hizo realidad ese sueño, que comenzó en un arquito de su casa con su padre y lo transformó en realidad al atajar dos penales fundamentales en el clásico ante Sanjustino, para que Colón (SJ) retorne a la vidriera grande, esta vez a la primeriza Copa Santa Fe.
El uno nacido en la Criolla, un 18 de noviembre de 1994, comenzó a analizar su gran noche en que todas las miradas se dirigieron a ese joven de 21 años que sueña con grandes cosas y como todo jugador tiene hambre de gloria.
“Me tocó atajar dos penales, pero veo más el esfuerzo que hizo todo el equipo. En el penal de Díaz no esperaba que patee de esa manera (la picó), lo esperé hasta lo último, pero no creí que haga algo así, fue una gran ventaja para nosotros. En cambio con el remate de Trouchet, traté de esperarlo, me tiré para la derecha y la pelota fue ahí”.
—¿Qué sintieron después de ganar en los penales? Esto para ustedes fue un volver a vivir...
—La verdad que sí. Fue una revancha para nosotros, nos quedamos con las ganas de seguir en el Federal “C”, pero, de todas formas dejamos una buena imagen. Pero surgió esto, y qué mejor que clasificar ganando un clásico para tomarnos nuestra revancha.
—Los dos partidos fueron muy parejos...
—Sí, fueron iguales, trabados, son partidos aparte. De todas formas no pudimos hacer todo lo que teníamos planeado, terminamos con dos jugadores menos en cada partido. Los clásicos se viven así, de esta manera, por eso son parejos.
—Apareció la Copa Santa Fe, ese fue un buen motivo para volver al ruedo, a la vidriera grande del fútbol.
—Cuando nos enteramos de que se iba a jugar la Copa y  que teníamos que jugar el clásico para ocupar una plaza en la Copa eso nos motivó mucho, lo tomamos como una revancha, ya que en el Federal C quedamos doloridos por la eliminación, y esta Copa tiene sus motivaciones por sí sola, están los cinco equipos grandes de Primera, esto lo tomaremos como algo muy importante para nosotros.
—¿Cómo encararán este torneo?
—Todo esto vino muy de golpe, de pronto nos vimos jugando dos finales, y todavía no terminamos de caer con esta gran alegría que tenemos de ser partícipes de esta Copa.  Ahora veremos cómo encararemos esto, seguramente de la mejor manera, estoy muy motivado y contento, porque esto es para el bien de todos.
—Ahora les tocará nuevamente encarar dos torneos, la Copa y la Liga...
—Sí, son dos competencias muy lindas para jugarlas. Sabemos que detrás nuestro hay chicos que están esperando su oportunidad, lo han demostrado con creces, ya que gracias a ellos Colón está puntero en el torneo local, hicieron unos partidos muy buenos. Se sacrificaron mucho cuando todavía nosotros estábamos jugando el Federal C.
—Estás viviendo momentos muy importantes en lo deportivo, llegaste este año, y todo fue muy rápido para vos...
—Estoy muy contento, porque desde que llegué tanto mis compañeros, como el cuerpo técnico, me hicieron sentir como en mi casa, me recibieron de la mejor manera y me respaldaron.  Toda esta competencia es muy buena para mí, llegar a una liga competitiva y además pasar por el Federal C, y ahora vivir la Copa Santa Fe me sirve mucho para mejorar y  seguir haciendo las cosas bien para el equipo.
—Tenés arqueros históricos que te rodean y un cuerpo técnico con experiencia, más Miguel Restelli, que está atento a todo...
—Todo lo que estoy viviendo es una motivación muy grande, para mí es una gran responsabilidad, gracias al apoyo de todos podré seguir progresando y rindiéndole al equipo.
—Me imagino que después del partido, cuando llegaste a tu casa, te costó dormirte...
—La verdad que no quería dormirme, di varias vueltas en la cama, seguía enchufado en esta victoria que significó mucho para nosotros. Todo fue festejo, por largas horas, después cuando se tranquilizó todo, ahí caímos de este logro tan importante para Colón.
—¿Ahora qué objetivos te planteás?
—Lo que estoy viviendo es muy lindo, iremos mejorando día a día, todo nuestro trabajo ha dado estos frutos, trazaremos nuevos objetivos, creceremos  a medida que pasen las fechas en el torneo local y en la Copa,  iremos a buscar la gloria.
La apasionante definición desde los 12 pasos


Ernesto Titi Cantero / ernesto.cantero@uno.com.ar