Ovación
Domingo 12 de Julio de 2015

Darío Franco: “Este era un encuentro ganable”

El entrenador sabalero admitió que ayer “se perdieron dos puntos”, pero valoró la entrega de ir siempre al frente.

El axioma del fútbol dice que “técnico que debuta, gana”, aunque existen muchas excepciones. En esta caso la presentación de Darío Franco como técnico de Colón no terminó en victoria, pero sí en una igualdad ante Nuevo Chicago, que conformó a ambos equipos.
A la salida de los vestuarios en el estadio República de Mataderos, el estratega brindó sus primeras consideraciones, resaltando la actitud en todo momento de ir a buscar el partido. “Me voy con buenas sensaciones. Propusimos desde el principio y tuvimos bastante tiempo la pelota; nos encontramos con un rival que nos respetó demasiado. Asimismo, tuvimos buena circulación, salida limpia y claridad para llegar a tres cuartos, pero nos faltó el quiebre en el final. Eso quizás es lo que nos queda en el debe. Nos sobraron 20’, porque nos cansamos y dejamos de tener la pelota defendiendo más atrás. Tuvimos una jugada dentro del área que quedó en la nada por diferencia de criterios, ya que el árbitro no vio lo mismo que yo, que fue mano y lógicamente penal , pero ya está. El fútbol es así y punto. Me satisface ver una buena intención de juego, pero creo que perdimos dos puntos. Este era un partido ganable. Es comienzo y estoy conforme con lo realizado”, analizó minuciosamente en el inicio del ida y vuelta con los medios santafesinos.
“Me gustó todo el equipo. Fueron buenos los debuts de (Ismael) Benegas y (Osvaldo) Arroyo. Igualmente, siempre digo que no hay techos para los equipos, porque en todo momento se puede seguir mejorando, mucho más si tenemos en cuenta que recién estamos arrancando”, agregó.
Dentro de un balance pormenorizado, el entrenador sabalero explicó por qué entendió que era un partido para llevarse los tres puntos: “Fue en función a cómo vi el partido. Si uno se ponía en la tribuna se podía dar cuenta que Colón era dueño de la posesión contra un rival que estaba metido en su propio campo. Eso habla de un respeto que supimos aprovechar. Desde ya esta es la meta, obligar al rival a amoldarse a nuestro juego. Pienso que lo logramos. Si sé que nos faltó decisión de mitad de cancha hacia adelante y no fuimos verticales. Nuestros delanteros jugaron mucho tiempo cerrados y la única situación clara de gol, tras una buena asociación entre Arroyo y Villarruel terminó en un centro que el arquero le saca a García. Por eso insisto que necesitamos de este tipo de jugadas, tienen bien finos a los de nueves (el otro es Vegetti), a los que debemos potenciar con estas acciones. Vamos de a poco, esto es trabajo y a eso apuntamos”.