Ovación
Jueves 13 de Julio de 2017

Debió cambiarse los calzoncillos por una regla en Wimbledon

El Abierto de Inglaterra siempre fue reconocido por lo que presenta, pero también por fomentar algunos detalles que, para muchos, son exagerados. Sino pregúntenle al húngaro Zsombor Piros

Una de las tradiciones más conocidas del mundo del deporte es la regla de indumentaria que impone Wimbledon para todos los tenistas que cada año participan del tradicional certamen. La exigencia es que todos los tenistas vistan casi íntegramente de blanco. Sólo se puede tener un pequeño logo de la marca que patrocina o un fino borde de otro color de no más de un centímetro.


Además, la ropa interior o cualquier otro accesorio no puede ser visible durante la duración de los partidos. Este regla es justamente la que infringió el húngaro Zsombor Piros en el campeonato de dobles junior. Es que se vistió con un calzonzillo negro y, el umpire, no dejó comenzar el match hasta que no se los cambió. Por suerte para él, rápidamente le consiguieron otra prenda de color blanco y el partido pudo comenzar.

Embed

Algo similar sucedió hace dos años, cuando la canadiense Genie Bouchard recibió críticas por utilizar un corpiño de color negro. En esa oportunidad no se lo cambió, pero la BBC llegó a recomendar que le pusieran una multa. Este tipo de inconvenientes con la indumentaria es habitual en el All England. En 2013, por ejemplo, Roger Federer debió cambiar el modelo de sus zapatillas porque la suela era de color naranja.

Roger.jpg

UNO Santa Fe - Infobae