Ovación
Miércoles 01 de Junio de 2016

“Decidimos rechazar las impugnaciones”

Eugenio Marcolín, presidente de la junta electoral, confirmó que no se hizo lugar al recurso que presentó el socio José Luis De Sanctis sobre José Vignatti y Horacio Darrás. “Hay un antecedente de 2013 donde el actual impugnante reconoce que solo pueden hacerlo los apoderados de las listas”, argumentó el fallo

“Estoy prácticamente seguro de que esto está conforme a derecho, sino no lo hubiésemos hecho y con antecedentes en nuestro club, por lo cual decidimos rechazar las impugnaciones”, comenzó su argumentación Eugenio Marcolín –presidente de la junta electoral– en la conferencia de prensa que brindaron anoche dando a conocer el veredicto sobre las impugnaciones que había realizado el socio José Luis De Sanctis sobre José Néstor Vignatti y Horacio Darrás, referentes de la lista Tradición Sabalera.

Vale recordar que con anterioridad se había dejado sin efecto la impugnación que el mismo De Sanctis había realizado sobre la figura de Marcolín, presidente de la junta.
 
De Sanctis lo acusaba de “parcialidad” por lo que entendía que no podía formar parte de la junta. La misma está conformada por cinco miembros, un número impar para que no exista la posibilidad de un empate sobre un fallo.
 

Más de Marcolín
En otra parte del diálogo, el presidente de la junta electoral manifestó: “Hay un antecedente de 2013 donde el actual impugnante (De Sanctis) reconoce que solo pueden hacerlo los apoderados de las listas que participarán del acto eleccionario. Hay muchos socios en el club, no pueden impugnar todos porque sería algo de nunca terminar. En el estatuto del club dice que solo pueden intervenir o imponer dicho recurso los apoderados, por lo que no hay ninguna duda que tenían que ser rechazadas”.
 
Con relación a la otra impugnación (hecha por MAS), afirmó: “Si bien (Daniel) Píccoli era acreedor de Colón, se exige que no sea actor en los últimos tres años; se presentó porque hubo un juicio universal con circunstancias distintas, el juez citó a los acreedores para que justifiquen qué es lo que les debía. Es decir que es una situación distinta a lo que dice el estatuto; además, renunció a la acreencia. Hay muchos que lo hicieron, algunos jugadores también como (Iván) Moreno y Fabianesi y (Adrián) Bastía. Alguna vez habría que publicar todos los que lo hicieron”.
 
“Esto le da fin a la controversia pero siempre existe un derecho según otra legislación, como puede ser ir a la Justicia ordinaria. Si así lo decide De Sanctis habrá que ver qué decide el juez. Hay otra posibilidad que nuestro estatuto no lo reza, que habría que ir a Personería Jurídica y no a un juez de Primera Instancia. Esto podría causar la demora en las elecciones al club, lo cual sería un grave problema para Colón. Hay un gran problema de descenso y alguien tiene que asumir para comenzar a trabajar cuanto antes. Esto le causaría un grave problema institucional al club”, agregó Marcolín. 
 

Sobre si se analizó el fundamento que esgrimió De Sanctis más allá de lo expuesto, Marcolín afirmó: “Se rechazaron los motivos, además nosotros tenemos una tarea específica, no somos fiscales, decidimos, somos jueces en sentido figurado. No podemos pedir pruebas, comenzar a averiguar, sino que tenemos que decidir con lo que nos dan. No podemos ir a un juzgado a presentar las pruebas que nos acercan”.
 
—¿Tomaron contacto con De Sanctis para saber cuál será su postura sobre la no aceptación de su impugnación?
—No tengo por qué tomar contacto con nadie, es una decisión de él. Si decide ir a la Justicia la historia decidirá.
Y continuó: “Se solucionaron todos los casos, no hay ningún problema, hubo un acuerdo entre todos para solucionar un problema en particular que surgió. Hubo un acuerdo de caballeros para la armonía y el mejor desarrollo de las elecciones, que gane el que tenga más votos”.
 
—¿Cómo consideraron la argumentación de De Sanctis sobre que Vignatti era acreedor por lo que causó con Afip? 
—Es una posición de él, nosotros nos regimos por pruebas y aquí nadie las presentó. Sino sería algo de nunca terminar. Con los otros candidatos resolvimos todo amigablemente.