Ovación
Miércoles 13 de Enero de 2016

“Dicen muchas mentiras de mí”

  Cristian Bragarnik, quien representa a Leo Madelón y a gran parte del plantel, se defendió de las críticas que recibe. Además, habló de su relación con Germán Lerche

No cabe duda que el representante del momento en el fútbol argentino es Cristian Bragarnik, y desde un tiempo a esta parte creó una profunda relación con la dirigencia rojiblanca, tomando como referencia que maneja a Leonardo Madelón y además porque trajo a varios futbolistas a la entidad santafesina. Sin dejar de mencionar que también asesora a varios jugadores de las inferiores.
 
El empresario habló con Ovación luego de haberse reunido con el DT en la habitación, pero más allá de referirse sobre lo que se dice de su relación con el Tate respondió cuestiones respecto a la vinculación que tuvo en algún momento con Colón.
 
“No me siento el hombre del momento, lo que sucede es que amo mi trabajo y soy feliz haciéndolo, también soy consciente de que mi presente es bueno y todo se debe a que siempre estoy moviéndome en todo lo significa representar a jugadores o asesorar instituciones”, tiró.
 
Luego, respondió sobre todo lo que su persona genera en Santa Fe: “A nadie le gusta ser criticado, muchas veces me gustaría salir, explicar y responder sobre lo que se dice, pero no puedo aunque sé cuáles son las reglas de juego y cómo se maneja el fútbol. Por eso trato de no leer nada y cuando llego a mi casa dejo mi actividad de lado, pero no solo pasa conmigo en Santa Fe sino con los clubes de Avellaneda o cuando llegué a Defensa y Justicia. Eso sucede porque está la pasión de la gente de por medio y eso es importante”.
 
—¿Pero no te molesta que se te cuestione tanto?
—A veces me genera muchas preguntas, como por ejemplo que se digan tantas mentiras sobre mí como ocurrió con el caso de Colón, pero yo no soy el indicado para salir a desmentir las cosas, sí sé que duermo tranquilo por la manera en que me manejé y cuando hablaron del Tijuana de México también. Yo camino tranquilo por la calle porque no le debo nada a nadie y no estoy de acuerdo cuando dicen que arruino a los clubes sino que al contrario porque trabajo en conjunto con ellos y todos los presidentes del fútbol argentino me llaman y tengo la mejor relación, después hay comentarios como siempre, pero el que dice que me llevé algún jugador miente.
 
—¿Cómo es tu relación con Spahn?
—Tengo una muy buena relación con Luis como así también tuvimos discusiones, y desde el principio de nuestra relación le fui claro sobre la forma de trabajar que tengo y que yo no iba a vivir de Unión sino tratar de asesorar deportivamente en situaciones puntuales de jugadores y él sabe que fue así, y tanto fue así que Spahn, Madelón y los jugadores lograron el ascenso, yo colaboré solamente en minimizar riesgos. Con el presidente tengo la mejor cuando charlo, él defiende y mucho a la institución y yo defiendo los intereses de mis futbolistas, pero todo en la medida justa sin destruir un club.
 
“Yo recomendé a Leo Sánchez a Madelón y nunca me metí. Como en Racing aconsejé a un montón de jugadores y no cobré nada. El fútbol tiene estas cosas y cuando hago el balance me fijo cómo le fue a ese club y si invirtió y ganó dinero, después la gente tiene su opinión, pero está claro que si me vuelven a llamar es porque algo debo hacer bien”, afirmó.
 
—¿Sos el representante de moda?
—No sé si de moda, lo que sucede es que hay que aprovechar los momentos que uno tiene. Yo trabajo todo el día y así como puedo ir a ver un partido en importante, también veo, como lo hice con los equipos donde pararon Madelón y Pellegrino, un amistoso de suplentes y veo a todos como por ejemplo a chicos que arrancan. También hablan cosas fuera de lugar sobre los que recién arrancan y yo nunca le voy a robar un chico a Unión.
 
Tema Germán Lerche
“A Germán lo conocí cuando renunció (Leonardo) Astrada y ese día me dijo que lo ayudara y le propuse la idea de traerlo al Turco Mohamed, no estaba del todo convencido. Charlamos un poco y se terminó armando un idilio con la gente. Se posicionó la imagen de la institución y también el crecimiento deportivo y así Lerche creció y empezó a entender que tenía aspiraciones en AFA y le perdí un poco el rastro, incluso en los dos últimos años y medio no llevé a nadie, y lo que hizo con la institución yo no lo gesté aunque es fácil decir que me robé todo el club y vuelvo a decir, por más que diga lo que diga, la gente no va a cambiar su pensamiento”, disparó.
 
A lo que añadió: “También dijeron que la Justicia me iba a citar y yo no tuve ningún llamado. Lo único que hice fue conseguir un dineral por (Facundo) Bertoglio y después el destino que le dieron no fue una cuestión mía, pero si salgo a retrucar o a defender la imagen ya la tienen y el hincha defiende a su club, además, ¿qué representante es querido?”.
 
Y cerró sobre Lerche: “Tuve una gran relación con Germán, pensé que nacía una amistad y la verdad es que no me gusta hablar de la gente que no está y por eso mi situación y mi balance personal ya se lo manifesté dos años y medio antes de que se diera todo lo que ocurrió; tal vez cometió errores que él los sabrá como la gente de Colón. Yo duermo tranquilo todas las noches por cómo me manejé y nadie me notificó nada y repito, el que tenga algo para plantearlo que me lo diga”.
 
Su charla con Madelón
Bragarnik narró lo que fue su charla con Madelón este miércoles después del partido amistoso ante Independiente. “Todos sabemos lo que Leo quiere a Unión y conversamos de lo que busca y me dijo que le dé una mano, yo le manifesté que iban a comenzar de nuevo con las pavadas de siempre y me fue claro que no le importa porque no anda en nada raro y por eso quiere que lo ayude, además quiere más en cuanto a objetivos. Busca lo mejor y como pasan los días quiere recurrir a ayuda para cerrar nombres, pero esto no le pasa solo a Unión. Además hay que amoldarse a lo que puede pagar cada club, aunque también hay que ser prácticos en las negociaciones porque las novelas que duran diez días no son buenas”, cerró el representante.
Claudio Cáplan / claudio.caplan@uno.com.ar