Ovación
Lunes 02 de Octubre de 2017

Dobló a su rival con una extraña y dolorosa toma para ganar por rendición

El británico Jonno Mears ridiculizó a su rival con una técnica habitual de la lucha libre y poco frecuente en las artes marciales mixtas

Existe en el mundo de la lucha una inmovilización denominada Boston Crab impulsada por el luchador de la WWE, que luego perfeccionó con su legendaria The Walls of Jericho (Los Muros de Jericó). Pero al parecer, tiene seguidores que también lo emulan y es así como algo se eso se vio en Manchester, Inglaterra.

En un combate de MMA (Artes Marciales Mixtas, traducido al español), el imglés Jonno Mears no la estaba pasando bien ante el local Aaron Jones, quien era dominador de la contienda. Pero en un descuido, le dejó el espacio propicio para que apele a este movimiento de sumisión, que está claro es infalible.

Apenas quedó boca abajo y cubriéndose la cara para no ligar algún golpe determinante, Jones se descuidó y fue ahí donde Mears se avivó y le aplicó la llave, tomándolo de las piernas y tirándoselas para atrás, arquéandole el cuerpo. Indefectiblemente ya era tarde para pensar en una defensa y, tras un corto sufrimiento, cayó mediante rendición.

Embed

No es frecuente ver este tipo de tomas, pero que funcionan, no caben dudas.