Ovación
Viernes 31 de Julio de 2015

Dos realidades opuestas

Colón, que hace seis partidos que no gana, recibirá a Independiente que acumula tres triunfos de manera consecutiva y que de los últimos 15 puntos obtuvo 13. En el plantel sabalero ingresarán Pablo Ledesma y Gerónimo Poblete, en tanto que el Rojo mantendrá el equipo que venció a la Crema.

Las estadísticas reflejan de manera contundente que este sábado por la noche, cuando Germán Delfino pite el inicio del encuentro, se verán las caras dos equipos que atraviesan momentos muy disímiles en cuanto a los resultados y en algunos casos también respecto al rendimiento. Colón acumula seis partidos sin ganar, con dos derrotas consecutivas, en cambio Independiente ganó cuatro de los últimos cinco partidos que disputó, tres de ellos al hilo.
Más allá de estos números, ni el Rojo es el mejor equipo del torneo, ni tampoco el Sabalero es el peor, pero sí indica el presente de cada uno, con similitudes en cuanto a que ambos equipos cambiaron de técnico a mitad del torneo. Javier López se fue en la 15ª fecha luego del empate ante Huracán, mientras que Jorge Almirón dijo basta en la 13ª fecha.
Colón fue a buscar a Darío Franco que debutó ante Nueva Chicago, mientras que la entidad de Avellaneda colocó como técnico interino a Fernando Berón que dirigió dos partidos, para que luego asuma Mauricio Pellegrino y llegue al partido de hoy con eficacia del 100% ganando los tres cotejos en los que estuvo en el banco.
El elenco de Avellaneda mejoró y fundamentó su reacción en algunos futbolistas que levantaron mucho su nivel. El caso más paradigmático es el de Martín Benítez, que marcó cuatro goles en los últimos dos partidos, dos ante Olimpo y los restantes frente a Atlético de Rafaela. Además se reforzó con algunos nombres importantes que vinieron para ser titulares, como Hernán Pellerano, Jorge Ortiz y Diego Vera quienes hoy estarán desde el inicio.
De mitad de cancha hacia arriba, el Rojo cuenta con muchas variantes, teniendo en cuenta que por derecha se ubicará Matías Pisano, factor de desequilibrio por su gambeta y por izquierda se ubicará Benítez que viene en racha. Mientras que la dupla de ataque será la misma que jugaba un año atrás en la Crema. 
Ellos son Vera y Lucas Albertengo que se conocen de memoria y se complementan muy bien. En el caso de Albertengo viene cumpliendo un muy buen torneo y es el máximo artillero del equipo con nueve tantos. Mientras que Viruta recién jugó su primer partido como titular la fecha pasada ante su exequipo. 
En cambio el equipo que conduce Pellegrino ofrece algunas ventajas en defensa, ya que por el lado de los laterales sufre en la marca. Tanto Gustavo Toledo como Nicolás Tagliafico son futbolistas con buen manejo del balón que se proyectan con criterio, pero que no sienten tanto la marca. Como centrales estarán Pellerano que se está acomodando a sus nuevos compañeros y Víctor Cuesta que es fuerte cuando el balón va por arriba, pero no es tan seguro cuando lo encaran con el balón dominado.
En algunos aspectos, Independiente es similar a Colón, ya que juega con cuatro en el fondo, dos volantes centrales, dos carrileros ofensivos y dos puntas. La única diferencia con el Rojinegro, es que Franco juega con un enlace como lo es Alan Ruiz que se recuesta por el centro y un solo punta como es el caso de Pablo Vegetti.
Es cierto que por momentos el conjunto sabalero apuesta a un 4-3-3, pero si se observa en detalle, el sistema táctico cuando el equipo pierde el balón se transforma en un 4-4-1-1, dado que Braian Romero y Gustavo Villarruel tienen la obligación de retroceder para marcar y Ruiz queda suelto por el medio.
También se podría mencionar que el dibujo táctico es un 4-2-3-1, de hecho el entrenador manifestó en las últimas horas que el sistema táctico se modificó en el transcurso de los tres partidos. Dado que es muy dinámico y flexible. Para este compromiso, el DT cambia a los dos volantes centrales, para la vuelta de Pablo Ledesma y el ingreso de Gerónimo Poblete.
En consecuencia, Matías Ballini y Franco Leys ocuparán un lugar en el banco de relevos. El resto del equipo será el mismo que viene de caer ante River. Si bien luego del partido Franco manifestó que algunos jugadores estaban en un bajo nivel, la realidad es que tampoco cuenta con demasiadas alternativas como para seguir probando. Las intenciones de ser protagonista no se negocian, pese a que los resultados no se dan. En ese sentido, el técnico dijo que seguirán por este camino, dado que para ganar los partidos hay que arriesgar mirando el arco de frente. Por ese motivo, no sacrifica a ninguno de los futbolistas de características ofensivas, e incluso sube la apuesta al poner dos mediocampistas centrales más aptos para manejar la pelota que para recuperarla.
Será fundamental para Colón no cometer demasiados errores durante los 90 minutos ya que cuando lo hizo lo terminó pagando caro. Al igual que en los dos partidos anteriores, enfrentará a un rival calificado, pero que por sobre todas las cosas viene en racha y eso siempre es para tener muy cuenta. El Sabalero llega a este cotejo con la necesidad imperiosa de ganar, dado que son seis los partidos sin festejar y de reiterarse esta situación el panorama se le va a complicar. No es un partido más ante su gente, lo saben los protagonistas, y ahora deberán demostrarlo en el campo de juego para despejar todas las dudas y que el horizonte sea un poco más claro.