Fútbol Internacional
Miércoles 23 de Diciembre de 2015

El ambicioso objetivo del Barcelona para el 2016 con Lionel Messi

El conjunto Azulgrana tiene como principal meta para el próximo año la extensión del vínculo contractual con la Pulga. Los catalanes pretenden hacerle una renovación hasta el retiro del crack rosarino. ¿Aceptará?

El conjunto Azulgrana tiene como principal meta para el 2016 la extensión del vínculo contractual con la Pulga. Pretende hacerle una renovación hasta el retiro del crack rosarino. ¿Aceptará?
Tras el fantástico año que tuvo el Barcelona a nivel deportivo con la obtención de cinco títulos en el 2015 (Liga, Copa del Rey, Champions League, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes) los dirigentes ya se plantean la necesidad de retocar varios contratos para cumplir con sus objetivos.
El caso más importante y sin dudas el más emblemático es el de Lionel Messi, el mejor jugador del mundo. Para Josep María Bartomeu, titular del cuadro blaugrana, admitió en varias oportunidades de deseo tener la continuidad del rosarino hasta la finalización de su carrera. Y de hecho, dicha meta aparece en su agenda de negociaciones para los próximos meses del 2016.
La Pulga, que tiene vínculo legal con el Barcelona hasta junio de 2018, todavía no tiene claro qué será de su carrera luego de esa fecha.
Lo que sí se sabe es que a lo largo del tiempo reafirmó su cariño por el club catalán ya que lo lanzó a la fama mundial, aunque los reveses con el Fisco (la causa por presunta evasión de impuestos fue elevada a juicio y pidieron 22 meses de cárcel) replantearon la opción de jugar en el Barça hasta el momento de colgar los botines. Al unísono, desde Inglaterra interesa en los poderosos.
Los directivos culés entienden que las conversaciones no serán nada sencillas, pero estarán dispuestos a realizar todos los esfuerzos necesarios para blindar la permanencia de Messi en el plantel.
Un nuevo acuerdo abarcaría la mejora de los haberes salariales. Actualmente, el 10 percibe unos 50 millones de euros brutos por temporada, ostentando el privilegio de ser el mejor pago del equipo.