Ovación
Domingo 07 de Febrero de 2016

“El del segundo tiempo es el equipo que todos queremos”

El DT Rojiblanco, Leonardo Madelón, valoró la actitud de ir a buscar el empate y fue autocrítico por lo hecho en el primer acto

“La verdad que ahora, después de como se dio el partido, se me escapó una sonrisa, pero si me veían en el entretiempo la cosa era totalmente distinta. Fue un tiempo para cada uno y eso se notó si lo volvemos a mirar, pero está claro que esto no nos puede volver a pasar, porque después de todo lo que trabajamos durante la semana, era algo inexplicable lo que estábamos jugando. Por suerte en el segundo tiempo cambiamos en todo, desde la actitud, el juego y hasta la forma de posicionarnos en el campo. El Unión del segundo tiempo es el que todos queremos”, fue la primera frase que arrojó Madelón en el vestuario visitante.
Pero el DT santafesino también se refirió a algunas cuestiones que se dieron en todo el partido y, sobre todo, pensando en la estructura que tiene este campeonato.
“Otro tema que ya tengo bien claro es que todo me sirve para sacar conclusiones, como por ejemplo los cambios que hicimos en el segundo tiempo, los resultados que dieron y, sobre todo, por la gente que ingresó y le cambió la cara al equipo. Por suerte podemos corregir habiendo empatado, que no era nuestro objetivo, porque lo dije durante la semana, queremos ganar en todas las canchas, porque el punto no nos sirve”.
—¿Fue lejos el peor partido de un equipo de Unión dirigido por vos?
—Puede ser, no pateamos nunca al arco en el primer tiempo y eso no es natural en una formación nuestra. Nuestro orden fue ganar y atacar, pero fuimos largos, imprecisos y hasta por momentos desidiosos, pero lo del segundo tiempo es alentador, aunque eso no me confunde. Por eso digo y repito que no nos puede volver a pasar lo de la primera parte.
—¿Cómo influye la parte psicológica tomando en cuenta lo que hizo Defensa en el primer tiempo y lo que lograron ustedes con el gol de Malcorra?
—El fútbol tiene eso, porque me imagino como debió estar el vestuario de ellos con el empate, que en el entretiempo era un triunfo contrario y después, cómo se dio el resultado final. Tenían un partido controlado y fue un tiempo para cada uno, aunque no queríamos empatar.