Ovación
Lunes 27 de Julio de 2015

El gran desafío del torneo

Unión puso en marcha su semana de trabajo para enfrentar a Boca, único puntero del certamen. Para este plantel será un escollo importante pisar La Bombonera, en su lucha por afianzarse en los primeros lugares y seguir en zona de clasificación a una de las copas.

Unión sabe que comenzó a transitar una semana especial por donde se la mire. Porque su actualidad es más que promisoria en su vuelta a Primera División.
En materia de resultados, el propio Madelón sabe que está dejando en el camino un proceso donde ya no se habla de Enrique Triverio, aunque se espera mucho de Claudio Riaño, quien tuvo un par de situaciones el sábado y no pudo convertir.
Una formación que se recita de memoria sino fuera por los imponderables (lesiones o expulsiones), con una columna vertebral que trae la idea desde el ascenso y a la que se sumaron algunas piezas importantes como Diego Villar. Es el caso más emblemático de un refuerzo de experiencia y con logros obtenidos que sabe darle al equipo el equilibrio que necesita. También diferenciar la velocidad de la pausa, la intranquilidad de la paciencia y que es necesario para este elenco.
Tocaría poco
Matías Sánchez cumplió la fecha de inhabilitación por ser expulsado ante Argentinos Juniors y está en condiciones de regresar a la formación titular. En este sentido se le abre un lindo interrogante al DT, pues en los partidos que tuvo la posibilidad de jugar, Manuel De Iriondo lo hizo de manera correcta.
Un tanto distinta es la situación de los dos defensores lesionados. Es ponderable la faena de esta defensa que se vio modificada por razones de causa mayor y también respondió con creces. Para pisar La Bombonera, Marcelo Cardozo podría ser tenido en cuenta, no así Leonardo Sánchez. El capitán se recupera de un desgarro y prefieren no arriesgarlo para tenerlo en condiciones de cara al duelo contra Racing.
El resto es el mismo equipo de los últimos encuentros, más aún con la vuelta en gran nivel de Mauricio Martínez, el gran torneo de Ignacio Malcorra y de mitad de cancha para adelante, también el regreso de Lucas Gamba que acompañó a Claudio Riaño en el ataque.
Cuando muchos pensaron en la continuidad de Franco Soldano, después de ser la gran figura en el Diego Maradona contra Argentinos Juniors, Madelón prefirió darle confianza a Claudio Riaño, por quien peleó y la dirigencia hizo un esfuerzo importante a lo largo de todo el mercado invernal para finalmente sumarlo. Cuanto más opciones tenga seguramente el estratega podrá poner en campo los mejores once, con un esquema donde pensará en el arco de enfrente, sin retrasarse tanto, pero siendo consciente de la calidad del rival al cual enfrentarán.
Primero el Taladro
Boca debió sufrir hasta el final para salir airoso en el Mario Kempes y seguir como único puntero del certamen de Primera División. Antes de pensar en recibir al Tate, el equipo de Rodolfo Arruabarrena viajará mañana a Formosa para enfrentar a Banfield, por los 16vos. de final de Copa Argentina. El actual líder del certamen doméstico anuncia mayoría de titulares con lo cual la provincia esta convulsionada. Los formoseños arrasaron en las boleterías y mañana se anuncia un lleno completo. Los 11 serían: Guillermo Sara; Gino Peruzzi, Fernando Tobio, Daniel Díaz y Fabián Monzón; Pablo Pérez, Marcelo Meli, Fernando Gago y Federico Carrizo; Sebastián Palacios y Carlos Tevez. 
Luego de quedar eliminado frente a River con escándalo incluido en la Libertadores, Boca perdió dos partidos al hilo (los únicos) ante Aldosivi (3-0) y Vélez (2-0). Desde allí, los Xeneizes superaron sucesivamente a Newell’s (4-0), Sarmiento (1-0), Quilmes (2-1) y Belgrano (1-0). Para el duelo del domingo, el DT no podrá contar con Pablo Pérez y Gino Peruzzi, quienes vieron la tarjeta roja en la Docta.
Claudio Caplan / Diario UNO