Ovación
Viernes 26 de Febrero de 2016

El partido contra Central es clave por donde se lo mire

Si bien restan varias fechas para el final del torneo, en el plantel consideran que ante Central es un partido decisivo hacia el futuro. 

El cimbronazo que sufrió Colón frente a Godoy Cruz fue asimilado por el plantel y el cuerpo técnico como una enseñanza pensando en lo que viene y en los adversarios que ya comenzaron a tomar nota del juego de Colón para neutralizarlo. En las primeras tres fechas el conjunto rojinegro era elogiado por el mundo del fútbol producto de la eficacia y el modo de jugar.
Aquel partido ante Belgrano había despertado el entusiasmo de muchos, pero tres días después el Sabalero cayó sin atenuantes ante el Tomba y tal fue el malestar del entrenador Darío Franco que se retiró del estadio Malvinas Argentinas sin charlar con la prensa.
En los primeros días de la semana el plantel hizo hincapié en el aspecto físico y trabajos con pelota y recién ayer dispuso de una práctica de fútbol que se llevó a cabo en el estadio, a puertas cerradas. Por lo que pudo averiguar Ovación, el técnico no quedó conforme con el rendimiento de sus jugadores durante el ensayo futbolístico.
Quizás sirva como atenuante que un día antes, tres jugadores no entrenaron producto de un cuadro viral. Ellos fueron Gerónimo Poblete, Diego Lagos y Víctor Figueroa, quienes ayer sí formaron parte de la práctica pero es indudable que no estaban al ciento por ciento de sus posibilidades.
El más afectado en ese sentido fue el ex-Newell’s quien ayer le confió a Ovación que aún no está del todo repuesto como consecuencia de un cuadro de gastroenteritis del que irá evolucionando en estas horas.
Afortunadamente para los futbolistas enfermos, quedan un par de días para recuperarse y llegar en buena forma al juego ante el equipo rosarino que se disputará el domingo desde las 17 con el arbitraje de Darío Herrera. De no mediar inconvenientes la formación titular estará integrada por Broun; Villafañe, Conti, Benegas y Rodríguez; Ledesma, Poblete y Figueroa; Sperduti, Ruiz y Lagos.
En caso de confirmarse este equipo el cuerpo técnico estaría repitiendo la formación que de este modo estaría jugando su tercer partido con los mismos protagonistas lo que indica claramente que Franco en poco tiempo encontró el 11 ideal.
No obstante, hay que tener en cuenta que aún no está en condiciones de jugar Yamil Garnier ,quien en la primera fecha ante Arsenal sufrió un desgarro y es por eso que recién este fin de semana se estarán cumpliendo 21 días de recuperación.
De esta manera, el exjugador de Sarmiento de Junín estaría en condiciones de ser tenido en cuenta para la próxima fecha, cuando Colón visite a Independiente el sábado 5 de marzo, a partir de las 21.30, en el Libertadores de América, en otro juego importante para seguir peleando en las primeras posiciones como es el objetivo de Colón.
Hoy el plantel trabajará desde las 8 en el predio y luego de la práctica los protagonistas tomarán contacto con la prensa. Pero lo más importante será la lista de jugadores que entregue el cuerpo técnico para determinar quiénes estarán concentrando mañana al mediodía luego de la última práctica previa al choque ante el Canalla.
Reunión dirigencial
Hoy está previsto que los directivos se junten en reunión de comisión directiva y que tendrá la presencia del presidente Marcelo Ferraro, entre otros directivos. El domingo pasado, José Néstor Vignatti manifestó por LT 10 (AM 1020) que existían profundas diferencias entre los directivos sabaleros.
Y eso sin dudas que generó un cortocircuito interno que pretende ser solucionado para evitar futuros inconvenientes. La diferencia que manifestó el expresidente sería con el secretario general Jorge Giorgetti.
Si bien no lo dijo públicamente ese sería el motivo de las declaraciones de Vignatti en Mendoza. En las ultimas horas existió una reunión de mesa chica, pero hoy estarían la mayoría de los directivos. Si bien Vignatti no es dirigente, se sabe que está absolutamente involucrado en las cuestiones futbolísticas, dado que intervino en la mayoría de las incorporaciones y a su vez viajó a Brasil para intentar solucionar la deuda que mantiene Internacional de Porto Alegre con Colón. Esa última cuestión habría despertado algunas discrepancias internas.