Ovación
Sábado 09 de Abril de 2016

El Patrón del mal

Bajo la lluvia, Colón extendió su racha sin triunfos al igualar con Patronato 2-2, en el inicio de la 10ª fecha de la Zona 1. Osvaldo Barsottini y Diego Lagos conviertieron para el Sabalero, mientras que Matías Donoso y Sebastián Bértoli, de penal, lo hicieron para los entrerrianos

En la desapacible noche de Santa Fe, Colón, que lo tenía en el bolsillo, se desconcentró en el final y terminó empatando con Patronato 2-2, en un duelo válido por la 10ª fecha de la Zona 1. Osvaldo Barsotti y Diego Lagos marcaron para el Sabalero: en tanto Matías Donoso y el arquero Sebastián Bértoli, de penal, festejaron para el Patrón.
 
Un primer tiempo parejo en el que Colón manejó el balón, pero en la primera media hora le faltó profundidad. Apenas un par de remates de media distancia de Alan Ruiz y Mauricio Sperduti fueron los únicos argumentos ofensivos frente a un elenco paranaense plantado en defensa.
 
Con dos esquemas similares (4-3-3), el inicio se presentó parejo, con el Patrón saliendo a apretar en el medio y dejando que el balón lo manejen Germán Conti, Osvaldo Barsottini y Adrián Bastia para después apretar a los que saben. Pero esa intensidad fue cediendo y comenzó a retrasarse para apostar a la contra. La opción más clara se dio tras un error de Santiago Villafañe que no supo despejar el balón y apareció Fernando Telechea para rematar por arriba del travesaño, en lo que fue la primera aproximación seria del visitante, a los 24’.
 
Un segmento por demás discreto, en donde los arqueros fueron prácticamente meros espectadores, dado que ninguno creó situaciones concretas de gol, más por impericia de los delanteros que por méritos de los defensores. Colón dependía casi exclusivamente de las maniobras de Ruiz, que apareció en cuentagotas.
 
Pero a los 38’ se dio la chance más concreta, después de un remate de Telechea, que definió cruzado y el balón dio en el caño cuando el arquero Jorge Broun estaba vencido. Dicha chance se dio nuevamente a espaldas de Villafañe, de muy flojo rendimiento.
 
Sin embargo, Colón tendría cerca del  final la única opción para marcar justo cuando Patronato dominaba el juego y comenzaba a sentirse más cómodo. Esta vez, el equipo que conduce Darío Franco salió rápido por la zona media y construyó la mejor jugada de la primera etapa, dejando mano a mano a Sperduti quien, de manera inexplicable, desperdició la chance con un remate que terminó siendo un absoluto despropósito. En consecuencia el empate parcial 0-0 le quedaba bien a esta historia, ya que ambos equipos dispusieron de una posibilidad y no supieron aprovecharla. 
 
Lo pagó caro
En el segundo tiempo Colón salió con otra predisposición y determinación para volcar el juego sobre el arco de Sebastián Bértoli. Fue así que, en un par de minutos, tuvo algunas chances para marcar con Figueroa y Ledesma, pero la ventaja la iba a encontrar por arriba, con Barsottini, quien puso la cabeza para establecer el 1-0 cuando se jugaba cuatro minutos. 
 
Los primeros 15’ del Sabalero fueron muy buenos, manejando la pelota y generando mucho peligro sobre la valla visitante, que se sostenía gracias a las incursiones del interminable Bértoli, hasta ese momento la figura del partido. El dueño de casa creó situaciones moviendo la pelota de un sector al otro. Lo tuvieron Conti y Ledesma, pero nuevamente el arquero entrerriano les ahogó el festejo en el preciso momento en el que caía una lluvia torrencial en Santa Fe.
 
Pero esa intensidad se fue perdiendo y el Rojinegro se retrasó en el campo ante un elenco de Rubén Forestello que atacaba, aunque sin ideas claras. En una falla de Fatura Broun casi llega el empate de Telechea con una media vuelta que terminó en el corner.
 
A los 28’, el chileno Matías Donoso, luego de un centro luego de ese corner, empató la historia con un anticipo, en un golpe que nadie vio venir.


Pero un minuto después, Sperduti, en su mejor acción por el andarivel derecho, mandó un centro bárbaro para que el ingresado Diego Lagos, de cabeza en el segundo palo, marcara el 2-1.


Ese gol parecía que iba a resultar una inyección anímica para afrontar el último cuarto de hora, pero Patronato no se desanimó y siguió buscando. Lo tuvo otra vez Telechea de cabeza, pero se lo impidió Broun mandándola al corner.
 
Patronato iba y Colón apostaba a la contra, aunque no tenía explosión para definir, más allá de los cambios que dispuso Franco. Y cuando daba la sensación de que local se llevaba el triunfo, una acción irresponsable de Barsottini, yendo de manera imprudente al piso, generó la pena máxima en favor del Patrón, para que el implacable Bértoli, con una magistral ejecución, decretara el empate.
 
Colón no supo cerrarlo y el elenco entrerriano se encontró con un empate que le sienta muy bien. Para el Sabalero se acrecentó la preocupación de no poder ganar, aún cuando dos veces estuvo arriba en el marcador, por lo cual el empate termina teniendo sabor a derrota. 
 
Lejos esta el Sabalero de su mejor versión; de a ratos juega de manera aceptable como la primera media hora ante Banfield o los primeros 15 o 20’ del segundo tiempo de anoche, pero que no le alcanzan para sumar de a tres si uno tiene en cuenta que, de los últimos siete partidos, apenas ganó uno, empató dos y perdió cuatro. Y eso es preocupante. Sobre todo cuando tiene dos partidos de visitante en el horizonte y uno ante Unión, con el que ya perdió. Eso de cara al futuro genera interrogantes, ya que no es confiable y, por segundo duelo en fila, no supo aguantar el resultado.

El síntoma de eso es que se fue silbado producto de la impotencia del hincha, que no pudo destejar, encima después de observar como su equipo había sido goleado en el Clásico. Mucho por trabajar para Franco y volver a convencer a los jugadores acerca de una idea que en el arranque del torneo estaba aceitada y que hoy se desvaneció, a punto tal de preguntarse cuál es la idea hoy y a qué quiere jugar.
Mariano Cassanello / mariano.cassanello@uno.com.ar / Ovación