Ovación
Martes 11 de Julio de 2017

El primero que puso el gancho

Gustavo Toledo firmó contrato y desde este martes se pondrá a las órdenes del cuerpo técnico para comenzar a entrenar con el plantel.

El día posterior a la finalización del torneo, Eduardo Domínguez se reunió con José Vignatti para comenzar a delinear el plantel que afrontaría la próxima temporada. Allí se decidió que Colón saldría al mercado de pases a buscar un lateral derecho, teniendo en cuenta que el DT no iba a tener en cuenta a Yamil Garnier y que el nivel de Lucas Ceballos en la parte final del campeonato no había sido el mejor.

En consecuencia el primer apuntado fue Gustavo Toledo relegado de la formación titular de Independiente, pero un jugador que en su momento Domínguez había querido llevar a Huracán. En este caso y ante la imposibilidad de jugar en el Rojo, el ex-Banfield se mostró interesado en la propuesta de la dirigencia rojinegra y teniendo en cuenta la buena relación que existe entre la dirigencia de Independiente y la de Colón se arregló el préstamo del lateral que este lunes firmó su contrato por una temporada. Llegó sin cargo y con una opción de compra de 1.500.000 dólares.

En el último campeonato Toledo jugó apenas nueve partidos de los 30, en la primera mitad bajo la conducción de Gabriel Milito fue titular en nueve ocasiones y en los restantes fue al banco o no estuvo a disposición. Pero desde la llegada de Ariel Holan no tuvo la chance de sumar minutos, dado que el DT se inclinó por Fabricio Bustos y en consecuencia comenzó a integrar el banco de relevos.

De esta manera y ante la imposibilidad de jugar Toledo aceptó la propuesta de la directiva rojinegra y desde este martes comenzará a trabajar con el objetivo de ganarse un lugar como lateral por la derecha.