Ovación
Domingo 19 de Julio de 2015

“El resultado no cambia mi forma de pensar”

El técnico, Darío Franco, rescató la actitud de ir al frente, aunque admitió que, por el resultado, no se va del todo conforme.

Vive los partidos a mil revoluciones, pero cuando es tiempo de reflexiones, Darío Franco baja un cambio para pensar fríamente las acciones de un partido. En esta ocasión, fue derrota ante Lanús, pero el entrenador de Colón enalteció en la conferencia de prensa la actitud de su equipo durante los 90’ disputados en el estadio Brigadier Estanislado López.
“Si analizo el partido en base al resultado, no me voy conforme. Se dieron situaciones diferentes. Vi un partido parejo. Creo que tuvimos situaciones al igual que ellos. Jugamos en el complemento con un poco más de tenencia, pero con menos vértigo. Cuando no la teníamos buscamos inquietar con el pase largo. Por eso me voy satisfecho con la entrega de los jugadores. Hay que recalcar que nos encontramos con un rival que juega bien y lleva mucho tiempo trabajando una idea; es muy competitivo y que seguramente peleará hasta el final. Así que tenemos que levantar la cabeza para el lunes empezar a pensar en River para revertir esta situación. Cada siete días el fútbol te da revancha y eso hay que aprovecharlo”, aseveró el estratega Sabalero, que fundamentó cada uno de sus conceptos con términos claros y contundentes.
Seguidamente, hizo hincapié en mantener o no el esquema dependiendo el rival: “No es esta la única forma. No obstante, el resultado no me cambia la forma de pensar. Pienso en que mi equipo juegue de esta manera. Hay que seguir trabajando para potenciar a todos los futbolistas. Pero siempre con esta idea de ir adelante. El equipo en todo momento trata de ejecutar la idea. Quizás no faltó claridad para hacerlo. Lógicamente los partidos no son todos iguales, pero buscamos que la identidad sea siempre pareja. Necesitamos que el equipo funcione para que comiencen a llegar los resultados positivos”.
Pero el análisis fue todavía más concreto: “Creo que todo fue muy parejo, de ida y vuelta y con dos equipos que siempre quisieron ir al frente. Nos faltó contundencia. No creo que hayamos tenido ese problema, con el retroceso de Yamil para formar la línea de tres atrás. Vi quizás tarde el cambio de esquema de Lanús y no pudimos acomodarnos bien. Después, creo que todo fue muy parejo”.
En el final, dejó en claro que “es nuestro deber trabajar y mejorar para que el equipo se desempeñe de manera sobresaliente. Me gusta porque muestra rebeldía y actitud. Esa es la intención que pretendemos. Para mí es muy positivo por más que resultado indique otra cosa muy diferente”.