Ovación
Lunes 06 de Abril de 2015

El saldo negativo del triunfo

La victoria ante Olimpo dejó cuestiones preocupantes, como las lesiones que sufrieron Braian Romero y Franco Lazzaroni. El goleador padece un pequeño desgarro y el defensor será evaluado para ver si juega

El triunfo ante Olimpo trajo calma y tranquilidad al plantel sabalero, que sin descanso trabajó ayer por la mañana en el predio. Después de un comienzo de torneo complicado, con el correr de los partidos el presente futbolístico fue mejorando a la par de una evolución en el aspecto físico.
El clima dentro del grupo es muy bueno y los jugadores pudieron distenderse un poco al conseguir la primera victoria del torneo. Es cierto que no hay demasiado tiempo como para disfrutar, ya que el próximo viernes el Sabalero visitará a Temperley. Pero está claro que se trata de una inyección anímica importante pensando en lo que viene.

Luego del partido, el entrenador Javier López ponderó la actuación del equipo, que sin jugar un gran partido pudo sumar de a tres y además mantener la valla invicta, que sin dudas se trata de un hecho significativo. La última vez había sido por la 3ª fecha en el empate como visitante frente a Banfield.

Pero sin dudas que la mayor preocupación que generó el cotejo ante el Aurinegro fueron los jugadores que terminaron lesionados y por lo cuales se evaluará en la semana si están en condiciones de ser tenidos en cuenta para jugar ante el Gasolero. A los pocos minutos de marcar el gol, Braian Romero quedó tendido en el suelo e inmediatamente pidió el cambio. En su lugar ingresó Gustavo Villarruel y luego se supo que el ex-Acassuso sufrió una molestia en el aductor derecho. Por ese motivo, ayer por la tarde fue sometido a un estudio para determinar el grado de la lesión. El mismo arrojó una lesión fibrilar de grado 1, por lo cual quedaría descartado para el choque ante Temperley. Es poco el tiempo de recuperación y pese a que se trata de un pequeño desgarro no llegaría para jugar el próximo viernes.

Sin dudas que se convirtió en un jugador fundamental para el equipo, clave en el desequilibrio por el sector derecho y además aportando su cuota de gol. Está claro que Colón perdería mucho con la salida de Romero. De esta manera, el cuerpo técnico deberá comenzar a pensar en otras alternativas, para reemplazar al carrilero derecho.
En ese aspecto, lo más probable sería el ingreso de Gustavo Villarruel, quien precisamente lo reemplazó en el cotejo ante Olimpo. Si bien son características diferentes, Villita es lo más parecido a Romero en cuanto a la función que pueda desarrollar por la banda derecha.

Otro de los futbolistas que no pudo finalizar el juego fue Franco Lazzaroni, quien debió retirarse lesionado en el complemento. El marcador central acusó una molestia en el isquiotibial de su pierna derecha y por ese motivo debió pedir el cambio. Ayer trabajó de manera liviana y se esperará hasta hoy para observar de qué manera evoluciona. El cuerpo médico no determinó ningún estudio, pero si en el transcurso de la jornada no experimenta una mejoría, entonces sí sería sometido a una resonancia magnética para determinar el grado de la lesión.

Por ahora su presencia en el partido del viernes es un interrogante y obviamente que si no llega, su reemplazante será Lucas Landa, que ingresó ante Olimpo para jugar en lugar del ex-Newell’s. A propósito de Landa, cuando pisó el campo de juego recibió silbidos por parte de los hinchas que no le perdonan el error cometido en el juego frente a Tigre.

Por su parte, el otro futbolista que terminó el partido con molestias fue Pablo Ledesma. Si bien el ex-Boca completó los 90 minutos, ayer le realizaron estudios, dado que sentía dolor en el isquiotibial de su pierna derecha. Sin embargo, el resultado no arrojó ningún tipo de lesión y estaría en condiciones de ser tenido en cuenta para el encuentro ante el Gasolero.

Así las cosas, el cuerpo técnico deberá pensar en el reemplazante de Romero, que en principio sería Villarruel y esperar por Lazzaroni para definir la formación que visitará a Temperley. Hoy el plantel entrenará desde las 9.30 en el predio y mañana en principio López dispondría de algunos minutos de fútbol que no serán tantos habida cuenta de que se trata de una semana larga y lo principal es recuperar a los jugadores.

De no surgir ningún inconveniente, estaría en condiciones de ser tenido en cuenta Lucas Alario, que se perdió cuatro partidos (Racing, Tigre, Central y Olimpo) y que la semana pasada tuvo el alta médica, más allá de que no hizo fútbol porque aún no se sentía en su plenitud.

En el arranque de esta semana comenzó a trabajar junto al resto de sus compañeros y es muy probable que esté entre los concentrados para ocupar un lugar en el banco de relevos. Participará de la práctica de fútbol y se evaluará de qué modo responde.
50 partidos al frente del Gasolero

Tras el empate logrado como visitante ante Rafaela, el entrenador de Temperley, Ricardo Rezza, cumplió 50 partidos al frente del conjunto celeste. Debutó el martes 25 de febrero de 2014, en la derrota como local 2-1 frente a Tristán Suárez, por la fecha 25ª del campeonato de la Primera B Metropolitana 2013/2014.

Logró dos ascensos: el primero al ganar el reducido de la B Metropolitana 2013/2014, tras dejar en el camino a Fénix en semifinales y al vencer en la final a Platense. El segundo fue a primera división en el torneo de transición de la “B” Nacional 2014 al finalizar tercero en la zona B.

En su era, Temperley obtuvo 23 triunfos, 10 empates y 17 derrotas. Su equipo convirtió 50 goles y recibió 52. Logrando en un año ascender dos categorías, lo que habla a las claras del éxito como entrenador del Gasolero. 

Respecto a lo que fue el empate frente a la Crema aseguró: “Cuando no se puede ganar, por lo menos sacar un punto es importante y más de visitante y ante un rival directo. Pero está claro que este punto vale mucho más si le ganamos a Colón el próximo partido”.

El plantel tuvo descanso el domingo y desde ayer comenzó a entrenar pensando en el choque frente al Sabalero. Algunos medios indicaban que el marcador central Gastón Bojanich había llegado a la quinta amarilla, pero esto no estaba confirmado. Por lo cual habrá que esperar la notificación, para saber qué equipo pondrá Rezza.