Ovación
Lunes 03 de Agosto de 2015

En Boca de todos

Emanuel Britez, Lucas Gamba y Mauricio Martínez hablaron con Ovación luego del gran triunfo que obtuvieron ante Boca Juniors por 4-3, en La Bombonera, y después de lo que pasaron la semana pasada con el fallecimiento de Diego Barisone. 

Las repercusiones que tuvo el triunfo de Unión en La Bombonera por 4-3 ante el Boca de Rodolfo Arruabarrena sigue haciendo ruido en el ambiente futbolístico, y no solamente por cómo se logró el agónica pero justificada victoria sino porque además de dejarlo sin el liderazgo absoluto en la tabla, el plantel de Leonardo Madelón llegaba golpeado por la desaparición física de Diego Francisco Barisone.
Después de un encuentro cargado de emociones y en su día de descanso Emanuel Britez, Lucas Gamba y Mauricio Martínez, tres de los cuatro autores de los tantos tatengues, visitaron la redacción de Diario UNO para hablar de todo lo que vivieron antes, durante y después del encuentro ante Boca.
Britez, más que un gol
El primero en analizar lo que fue un domingo teñido en rojo y blanco fue Britez, quien gritó su primer gol en Primera y se refirió al clima afectivo con el que entraron a semejante estadio, después de lo sucedido con Diego Barisone. “Intenté descansar lo más que se pudo este día después de haberle ganado a Boca, lo pasé mucho con la familia después de todo lo que logramos y por la forma en que llegamos al partido por lo que ya todos saben que pasó… Sacamos fuerzas de donde casi no quedaban y ganamos porque nunca nos resignamos”,contó el lateral de Barrio Don Bosco.
Sobre lo que fue su bautismo en una red rival en la máxima categoría, el lateral derecho contó: “La verdad que cuando veo que la pelota me quedó sola y picando, cerré los ojos y le metí fuerte con la pierna zurda, creí que me iba a anticipar Claudio Riaño pero llegué yo y por suerte la pelota entró para alegría de todo el grupo”.
—¿Cómo viviste el momento en que entraron a la cancha con la bandera en homenaje a Bari?
—Fue algo único y emocionante. Difícil de contar por todo lo que significó entrar a La Bombonera con la bandera que hicieron los empleados del club… Nos pegó muy fuerte y aunque cueste aceptarlo tenemos que caer en la realidad.
“Cuando entramos nos fue todo muy raro y distinto por todo lo que vivimos la semana pasada, pero de esta tristeza sacamos las fuerzas suficientes como para darnos cuenta que teníamos que jugar un partido y contra el puntero”, agregó.
Gamba, y el grito del final
El segundo invitado en llegar a la redacción fue el delantero Lucas Gamba. El mendocino, que hizo callar a 50 mil personas con su cuarto gol, el último y el que le dio tres puntos de oro a los de Leo Madelón.
“Ganamos un encuentro de una magnitud espectacular… En la previa Leo (Madelón), no dijo que teníamos que ir a La Bombonera a hacer ruido, siempre planteó un partido para ganarlo y por suerte se vio en la cancha lo que queríamos lograr. Este plantel tiene una mentalidad bien ganadora y está demostrado, queremos quedar en la historia de esta institución y por eso hay que seguir por este camino”, manifestó el delantero tatengue.
—¿Qué se te pasó por la cabeza cuándo lo encaraste a Orión?
—Lo único que se me pasó por mi mente era ver de qué manera podía entrar la pelota, nunca lo miré a Orión, después fijate que no le pegué bien en el último toque y aunque suene raro, por suerte me llevó puesto y el árbitro cobró penal y la expulsión para ellos.
—¿Qué sentiste cuando te llegaba la pelota de Affranchino para meter el último tanto?
—La verdad, lo único que sentí fue la patada del Cata Díaz en mi oreja derecha, después solo salté para que la pelota me pegara y entrara donde fuera.
El primero de Martínez
Después de las declaraciones de Britez y Gamba, fue el turno de Mauricio Martínez. El santotomesino también gritó gol por primera vez como profesional.
“Merecíamos tener este regalo, que no va a tapar por nada del mundo el no tener más a nuestro lado a Bari, pero por lo menos pudimos regalarle a él y a todos sus seres queridos este triunfo ante Boca. Se nos hizo complicado concentrarnos por todo lo que se dio, por eso el esfuerzo fue más que el doble”, sentenció el mediocampista central.
“Llegamos todos muy golpeados, y seguimos muy mal porque no caemos lo que pasó, pero hay que hacerse fuertes y salir adelante… No hay una clave para esto, solo levantar la cabeza y seguir”, enfatizó Martínez sobre el hecho que enlutó a todos los santafesinos.
Y en cuanto al partido fue claro: “Ganamos bien y porque aprovechamos sus errores”.
Claudio Caplan / Suplemento Ovación