Ovación
Sábado 26 de Marzo de 2016

En la cima de Sudamérica

La Selección Argentina se consagró campeón este sábado del Campeonato Sudamericano Absoluto de Asunción, Paraguay, al imponerse en la final a Colombia por 8-6. El santafesino y representante del club Regatas, Augusto Rey, fue uno de los puntos altos, pese a tener solo 19 años.

Este sábado finalizó en Asunción, Paraguay, una nueva edición del Campeonato Sudamericano Absoluto de waterpolo, con la consagración de la Selección Argentina luego de vencer en la final a Colombia por un ajustado 8-6. El tercer puesto quedó en manos de Brasil, que derrotó a Perú por un contundente 18-4.
Una actuación colosal del elenco comandado por Daniel Poggi, que hizo los méritos suficientes para ubicarse en lo más alto del podio continental, ya que lo hizo de forma invicta (ganó sus siete partidos) y con total superioridad sobre el resto de sus rivales. Además, hay que agregar la enorme victoria ante el siempre candidato Brasil en el acto inaugural por 12-10 después de tres años. La última vez había sido el  30 de enero de 2013, por el Premundial de Calgary, Canadá, y que terminó 8-5. Eso le dio el envión necesario para pegar el salto de calidad que tanto estaba esperando.
Los Yacarés tuvieron el complemento necesario de experiencia y juventud, con jugadores de nivel europeo y otros que dejaron en lo más alto a la Liga de Honor. La base estuvo compuesta por el último campeón nacional, Gimnasia y Esgrima de Rosario (GER), y del segundo, su homónimo de Buenos Aires (GEBA).
Terminó en el primer puesto de la fase regular, con 15 puntos, producto de cinco victorias, con 70 goles a favor y 24 en contra. Venció en la 1ª fecha a Brasil por 12-10, luego se floreó ante Chile por 26-2, despachó a Uruguay por 12-3, doblegó a Colombia por un ajustado 7-6 y cerró la etapa con la goleada 13-3 sobre Perú. Así las cosas, debió cruzarse nuevamente ante los incaicos en semifinales, cuyo marcador volvió a ser implacable: 18-4 y derecho a la final. De nuevo se vio las caras contra los cafeteros y, en un duelo casi similar, de gol a gol, se lo llevó por 8-6, en un cierre a pura solvencia y concentración que desató la algarabía generalizada de un equipo que superó ampliamente las expectativas. Los goles criollos fueron obra de Ramiro Veich (Mataró, España) -2-, Ignacio Echenique (Granollers, España) -2-, Iván Caravantes (GER) -2-, Gastón Kwaterka (GEBA) y Juan Pablo Montané (GER). Además, contó el goleador y la gran figura del campeonato, Germán Yanez (Mediterrani, España), autor de 33 conquistas. En pocas palabras, la ratificación de un proyecto a largo plazo que empezó a dar sus frutos. 
Pasó la prueba
Poggi armó el plantel con valores de roce internacional y otros importantes proyectos con miras al futuro. Precisamente uno de esos diamantes en bruto es el santafesino Augusto Rey que, a los 19 y en su presentación en la Selección mayor, se dio el gustazo de gritar campeón.
El jugador del club Regatas pegó el salto en la temporada pasada de la mano del entrenador Rogelio Borzone, quien le brindó la responsabilidad de ser el boya titular con todo lo que eso significa. Sus actuaciones fueron de menor a mayor y así fue como entró en la órbita del entrenador albiceleste, que lo eligió para que formara parte de este proceso.
En diálogo con Ovación desde la capital paraguaya y, a pocas horas de la consagración, Pomelo –quizás como más se lo conoce–, manifestó sus sensaciones: “La verdad estoy emocionado. Es indescriptible lo que se siente estar en cada partido representando a tu país. Se te eriza la piel al momento de escuchar el himno. Eso es algo que te mueve todo y te incentiva a entrar al agua y dar todo”.
“Se dio el partido que esperábamos, muy duro en cada sector, peleado y de dientes apretados. Desde mi parte intenté dar lo mejor en cada pelota. Está claro que me falta seguir aprendiendo, pero este tipo de torneos te ayudan un montón. Soy consciente que con los años y la sumatoria de partidos iré encontrando mi mejor nivel”, expresó el representante Lagunero, quien marcó un tanto en la victoria aplastante ante Chile por 26-2.