Ovación
Viernes 01 de Abril de 2016

Entre el deseo y la realidad

Darío Franco manifestó las ganas de cumplir su  contrato más allá de lo que suceda frente a Banfield. No obstante, los dirigentes saben que una nueva derrota dejaría sin margen al entrenador pensando en lo que viene 

Darío Franco es consciente que llega a este partido ante Banfield absolutamente condicionado por lo que fue la derrota en el Clásico. Desde lo matemático la campaña de Colón en el torneo es aceptable, teniendo en cuenta  que jugó ocho partidos, ganó cuatro y perdió los restantes, por lo cual sumó 12 puntos y obtiene una eficacia del 50%. 
Pero caer ante Unión por goleada y en condición de local es una situación difícil de revertir si en lo inmediato no se obtiene un buen resultado. Una nueva derrota agudizaría la crisis futbolística y los cuestionamientos hacia el cuerpo técnico serían imposibles de frenar. 
El clima se pondría por demás de caliente y encima Colón el viernes jugará de local ante Patronato con lo que eso implica: los hinchas irían al estadio a expresar su malestar hacia el técnico y el plantel. Pero fundamentalmente hacia Franco al cual no apoyan por la manera en que está jugando el equipo. 
En este caso, si continúa pese a una derrota se convertiría en una bomba de tiempo que los dirigentes no tienen ganas que les estalle en sus manos. Es por eso que ante el Taladro, el entrenador se juega su puesto y urge obtener un buen resultado, ya sea un triunfo o al menos no perder para seguir al frente del plantel rojinegro. 
No obstante Franco no cede en su postura de analizar el juego por encima del resultado y ayer en charla con la prensa nuevamente ratificó lo siguiente: “Mi continuidad depende del funcionamiento que tenga el equipo, ya sea con un resultado positivo o con uno negativo. De todas maneras pienso terminar el contrato, completarlo y ojalá que en estos ocho partidos podamos tener mayor equilibrio y terminar peleando el campeonato. Recibimos un golpe muy duro, pero de todos modos estamos en una posición que nos permite ilusionarnos. Además, contamos con un plantel que nos hace pensar que podemos pelear por los primeros lugares sin ningún tipo de dudas”.
Estas declaraciones no hacen otra cosa que reafirmar el pensamiento que viene sosteniendo el técnico y que dejan en evidencia que Franco no está dispuesto a renunciar pese a que el equipo no logre buenos resultados. Si bien se especuló en su momento con que el entrenador le manifestó a los dirigentes que si perdía ante Banfield daba un paso al costado, los dichos en conferencia de prensa marcan un panorama totalmente distinto.
En consecuencia, si Colón pierde es más que factible que Franco decida quedarse y allí entrará a tallar la decisión de los dirigentes respecto al futuro del técnico que se mantiene inquebrantable en su vocación de seguir al frente del plantel hasta el final del torneo previsto para fines del mes de mayo.
Así las cosas, el partido de este sábado por la noche es clave en el mundo Colón y todos ansían un triunfo para calmar las aguas y no tener que tomar una decisión drástica como sería tener que despedir al cuerpo técnico. Por ahora los directivos decidieron darle una nueva oportunidad, pero se sabe que el crédito está a punto de expirar. 
Franco mete la mano en el bolsillo y son pocas las monedas con las que cuenta y debe hacerlas durar al menos hasta el final del campeonato. No es un dato menor que en tres semanas nuevamente se jugará el Clásico y los dirigentes analizan el panorama y desean evitar nuevas frustraciones. No quieren que la realidad futbolística se los termine llevando  por delante.
Por eso nadie puede arriesgar qué sucederá en caso de una nueva caída. Por lo pronto todos están confiados en salir de esta situación  para alejar fantasmas y mirar el horizonte con mayor optimismo.

Detalles de la operación
El vicepresidente segundo Enrique Ariotti que participó de la negociación por la venta de Alan Ruiz al Sporting Lisboa charló con Sol  91.5 y brindó detalles de la misma respecto al monto que le quedará a Colón: “La operación bruta son 5.500.000 dólares y aproximadamente lo que le quedará a la institución son 1.230.000 dólares debido al pago que hay que hacerle a San Lorenzo y los impuestos”, aseguró. 
Para luego agregar: “Hay que pagar dos operaciones de venta. Una transferencia de San lorenzo a Colón y la otra de Colón al Sporting. Además hay pequeños porcentajes que van hacia la AFA y a Futbolistas Argentinos Agremiados. Por otra parte cabe aclarar que la transferencia y todas las negociaciones fueron de club a club por lo que no hay comisiones a pagar a los intermediarios”.
Medios de Portugal daban cuenta de que el Sporting había depositado 5.300.000 euros para adquirir la ficha de Alan Ruiz que además tendrá la compañía de su hermano Federico que viajará junto al goleador, al igual que ocurrió cuando arregló su llegada a Colón. El exfutbolista de San Lorenzo firmará un contrato por cuatro temporadas con la entidad lusitana.
Este viernes, cuando lo consultaron a Franco por esta situación y si creía que la venta de Ruiz podría perjudicarlo en los próximos partidos el técnico expresó: “Anoche (jueves) me informaron que Alan se iba junto con Fede (su hermano), al final del torneo. Considero que Alan es un gran profesional y que esta situación debe motivarlo aún más para entregar un plus y terminar el campeonato de la mejor manera con la camiseta de Colón”.