Ovación
Domingo 11 de Junio de 2017

Escándalo AFA: todos especulan, nadie respeta fechas y ahora se viene el estallido

En la casa madre del fútbol nacional no se pone orden y todo vale. Los clubes piden no jugar y no lo hacen y, a partir de este lunes, se viene un gran lío con Independiente-Defensa y Justicia.

La AFA está igual o peor que antes. Nada cambió en la organización de los torneos del fútbol argentino. La inminente llegada de la Superliga parece ser una solución a los problemas que estos dirigintes, con Julio Grondona, Luis Segura, Armando Pérez o Chiqui Tapia a la cabeza, no supieron ni pudieron resolver: todos especulan y no respetan las fechas de los partidos.

Los últimos tres antecedentes hablan por sí solos: San Lorenzo y Racing decidieron postergar sus partidos de este domingo por Copa Argentina ante Mitre de Santiago del Estero y Cipolletti de Río Negro, respectivamente, porque sí. Se debe a que querían tener un fin de semana de descanso para recuperar jugadores, como también lo tienen River y Boca. A Nadie le importó las entradas vendidas, ni la planificación de los otros clubes, ni nada.

El otro escándalo es el de Independiente-Defensa y Justicia. Primero, el Rojo optó por no jugar porque le faltaba el arquero titular, después Defensa pidió aplazar unos días el partido que se iba a jugar este domingo, porque no tiene al técnico (Sebastián Beccacece está como ayudante de campo de Jorge Sampaoli en la gira de la Selección Argentina). Y ahora los de Avellaneda no quieren jugar el próximo miércoles, porque el técnico Ariel Holan licenció al plantel sábado y domingo.


Claudio Tapia.jpg
Presidente de la AFA, Claudio Tapia.
Presidente de la AFA, Claudio Tapia.


El problema, además de la especulación continua de técnicos y dirigentes, más preocupados por el chiquitaje y por sacar ventaja que por ganar en la cancha, es que la AFA no pone orden. Sigue el todo vale. No se respetan fechas de partidos y cada club hace lo que quiere. ¡No hay autoridad! Ya es hora de que desde AFA pongan fecha y hora y el que no se presenta a jugar pierda los puntos. Con o sin técnico, con o sin arquero. El escenario es patético y el vicepresidente, Daniel Angelici, lo resumió muy bien hace algunos días: "Estamos haciendo todo mal".

La creación de la Superliga parece ser la salvación al caos de operadores y lobbistas de calle Viamonte. Lo que viene a partir de agosto necesariamente tiene que dar el salto hacia el orden y, una de las prioridades, debe ser establecer un calendario con suficiente antelación y respetarlo. Ya sea para campeonato o Copa Argentina. No se puede seguir improvisando sobre la marcha sobre cuándo se juegan los partidos de acuerdo al interés de turno de cada equipo. No es serio y, además, pone en desventaja a los clubes con menos peso o relevancia.

Otra suerte correrán los campeonatos del ascenso, que seguirán bajo la organización de la AFA. De esta AFA. De hecho ya se habla de un torneo de la B Nacional a 25 fechas y con seis descensos. Un verdadero despropósito que puede generar un espiral de histeria, nerviosismo y violencia en las canchas. ¡Al ascenso no lo salva nadie! Nada cambió en la AFA.

San Lorenzo y Racing pidieron no jugar y no lo hicieron. Independiente y Defensa y Justicia siguen especulando y podrían terminar jugando después del campeonato, lo que va a generar un gran lío esta semana, porque todos los clubes que buscan clasificar a las copas exigen que ese partido se juegue de inmediato para evitar un arreglo de resultado. De hecho, varios clubes ya amenazaron con no jugar la próxima fecha (la 28) si Independiente y Defensa no se ponen al día. Se vienen días calientes para Chiqui Tapia: o pone orden o se le escapa todo de las manos.

Así estamos, así seguimos. Como siempre. O peor.

Fuente: Toda Pasión