Ovación
Domingo 14 de Febrero de 2016

Esos locos bajitos

Luego del triunfo sabalero ante Quilmes, Mazurek y Silva se juntaron a pedido de Ovación para expresar sus sensaciones tras el primer gol que marcaron en la máxima categoría del fútbol argentino. “Nunca nos vamos a olvidar de ese partido”, dijeron a dúo.

Sus historias tienen varios puntos en común, los dos vienen de jugar en la B Nacional, debutaron en Primera División el mismo día y además marcaron su primer gol en la máxima categoría del fútbol argentino en el mismo partido. Uno para iniciar el camino del triunfo ante Quilmes  y el otro para cerrarlo. Pero además de todas estas coincidencias, ambos tienen similitudes en cuanto a la talla. Son de baja estatura, veloces y explosivos en el mano a mano. Y ya lo demostraron cuando les tocó jugar, evidenciando que el salto a Primera División no les pesó.
Franco Mazurek y Nicolás Silva vivieron una noche especial en el estadio José Luis Meiszner que seguramente recordarán por siempre, dado que no solo ganó Colón, sino también que ellos fueron protagonistas festejando por primera con la camiseta rojinegra y dejando al Sabalero arriba en la tabla.
Luego del recordado partido, ambos jugadores charlaron con Ovación y expresaron sus sensaciones respecto al momento que les toca vivir. A fines del año pasado Mazurek jugaba con la camiseta de All Boys y Silva con la de Boca Unidos. Meses más tarde, los dos  integran este equipo rojinegro del que todos hablan por su manera de jugar y por la contundencia que muestra. No parece poco, pero a la vez no quieren conformarse con lo hecho y apuestan a seguir haciendo historia.
—Seguramente están viviendo un momento muy particular jugando con la camiseta de Colón debutando  con un gol en Primera División y siendo parte de un equipo protagonista
—M: Fue un cambio muy grande el que experimenté de jugar en la B Nacional a pasar a Primera División. Y la verdad que estoy muy contento primero por el debut ante Arsenal y ahora por el gol que le marqué a Quilmes.
—S: La verdad que coincido con Franco, es un momento muy lindo el que vivo personalmente. Obviamente que nivel grupal estamos muy bien, conseguimos dos victorias claves y estoy muy satisfecho con la participación que tuve en los dos encuentros. Frente a Arsenal fueron pocos minutos, pero ya con Quilmes me tocó jugar más tiempo y además pude convertir que es una gran satisfacción.
—Si bien les tocó marcar en la B Nacional ¿Estos goles a Quilmes son especiales al tratarse de Primera División?
—M: Sin dudas que lo voy a recordar siempre, pero además el equipo jugó un gran partido y en mi caso me sentí muy cómodo adentro de la cancha, disfrutando del partido.
—S: De ese gol no me voy a olvidar más, fue un segundo en donde se me cruzó todo el esfuerzo que hice para llegar a este presente. Pensé en mi familia que siempre estuvo, en mi señora y también en mi hijo. Compartir el gol con ellos me hace muy bien y por supuesto que muy contento por el triunfo que obtuvimos, ya que el equipo se brindó por completo  y ahora debemos pensar en lo que viene que sin dudas será muy duro.

—¿Se sorprendieron de tener rápidamente la chance de jugar habida cuenta que venían de la B Nacional y que además el plantel cuenta con jugadores de experiencia y jerarquía?
—M: En mi caso sí, desde la pretemporada Darío (Franco) me venía teniendo en cuenta, jugué los primeros amistosos de titular y eso me sorprendió. Primero porque yo vine a pelear un lugar y no pensé en arrancar como titular. Contra Arsenal me tocó ir al banco y entrar un rato y con Quilmes estuve desde el arranque. Traté de hacer lo mejor posible, pero sin dudas que me sorprendió que el técnico me tuviera tan en cuenta.
—S: La verdad que me sorprendió mucho, principalmente porque fui uno de los últimos en sumarme y no hice la pretemporada con el plantel. Hacía apenas una semana que estaba entrenando con el grupo cuando decidió que concentre y vaya al banco ante Arsenal. No me esperaba estar citado en la primera fecha, pero está claro que cuando me lo comunicó me puso muy contento  y ni hablar con los minutos que sumé ante Quilmes. Por eso le quiero agradecer al técnico por la confianza que me dio y también a mis compañeros. Uno intenta siempre dar lo mejor y ojalá que podamos seguir por este camino.
—Uno imagina que para dos jugadores de características ofensivas como son ustedes, la propuesta futbolística que implementa el entrenador les resulta beneficiosa...
—M: Obviamente que sí, a cualquiera le gusta primero ver jugar al equipo tan lindo y en mi caso que soy chiquito me gusta jugar por abajo y tratar de tener la pelota el mayor tiempo posible para generar situaciones de gol. Todo eso lo estamos llevando a cabo muy bien y el grupo es consciente de lo que pide el entrenador y eso sin dudas que ayuda para alcanzar un buen rendimiento.
—S: Si bien recién se jugaron dos fechas, está muy claro lo que plantea el técnico, en líneas generales cada jugador sabe lo que tiene que hacer dentro de la cancha y en consecuencia se observa un equipo que intenta jugar  a través de la tenencia del balón. Es muy paciente para jugar, y además es contundente a la hora de aprovechar las situaciones de gol.

—Para ustedes debe ser más fácil  jugar al lado de futbolistas de tanta categoría como Ruiz, Ledesma, Figueroa, Sperduti...
—M: Por supuesto, se trata de futbolistas de mucha jerarquía, tienen experiencia y por eso es muy lindo estar al lado de ellos, ya que te brindan tranquilidad a la hora de tocar el balón. Son todos jugadores que le aportan brillo al funcionamiento del equipo y por ese motivo se hace mucho más fácil llevar adelante un plan de juego.
—S: Estoy muy tranquilo por los compañeros que tengo, son todos futbolistas de primer nivel y tienen una claridad impresionante para jugar. Se nota que tienen jerarquía y es muy raro que se equivoquen en un pase. Y obviamente que para nosotros se hace mucho más fácil, ya que te la dan redonda y fácil para que uno resuelva. Como ejemplo sirve el gol que marqué que fue una pelota que me dio Mauricio (Sperduti) que más que un centro fue un pase y yo simplemente tuve que empujarla con la cabeza. Eso te demuestra la calidad de jugadores que tiene este plantel.
—¿Se ilusionan con el arranque del equipo pese a que recién se jugaron dos fechas o piensan que hay que ser cautos y esperar un poco más?
—M: Desde un primer momento en que arranca el torneo uno se ilusiona con pelear arriba. Pero tampoco perdemos de vista que debemos sumar puntos para el promedio. El año pasado el equipo terminó jugando bien pero más ajustado en la tabla de los promedios. Y este año no debemos descuidarnos en ese aspecto. De todos modos está claro que sumando puntos nos va a llevar a pelear los primeros puestos.
—S: Uno siempre que comienza una etapa tiene las mejores expectativas, tenemos un objetivo que es ser protagonistas, pero somos conscientes que hay que mantener la tranquilidad e ir de a poco. Al equipo se lo nota muy bien, pero también es verdad que recién se jugaron dos fechas. Es un torneo muy duro y parejo y no debemos apartarnos de este camino, ya que hasta acá nos está yendo bien. Debemos mantener la humildad y la seriedad con la que venimos trabajando y está claro que el próximo partido frente a Belgrano será durísimo y obviamente que buscaremos sumar los tres puntos. Pero sin desesperarnos sabiendo que todavía falta mucho para terminar el certamen.
—¿Qué partido imaginan frente a Belgrano que en los últimos tiempos se convirtió en un rival muy complicado para Colón?
—M: Va a ser un partido diferente a los dos que jugamos, Belgrano es un equipo que viene trabajando con el mismo entrenador desde hace cinco años y obviamente que tiene una identidad de juego definida. Por lo cual se nos va a hacer  un poco más duro que los encuentros anteriores  y deberemos continuar con nuestro estilo futbolístico para intentar ganar. Pero siempre debemos apostar por el juego y mantener la tranquilidad.
—S:No tengo dudas que se tratará de un partido muy complicado, como los que jugamos antes, seguramente será un encuentro trabado, en donde Belgrano plantará dos líneas de cuatro para intentar cortar nuestro circuito de juego, pero nosotros debemos pensar en nuestras capacidades para desplegar buen fútbol, ya que si el equipo hace las cosas bien es muy probable que nos quedemos con los tres puntos.
—En lo personal ¿Cuál es el objetivo que se plantean a partir de ahora?
—M: El objetivo siempre es tratar de jugar, sumar para el equipo, por suerte tenemos un grupo humano muy bueno y eso hace que todo sea más fácil. Si todos tiramos para el mismo lado vamos a pelear arriba. Y en lo personal quiero jugar la mayor cantidad de partidos.
—S: Debo seguir trabajando, pero la verdad que uno está muy contento por la chance que me dieron de jugar. Ojalá que pueda seguir teniendo minutos de juego y entrenar con la misma intensidad que lo estoy haciendo para darle lo mejor al grupo. Ojalá que el jueves ante Belgrano  hagamos bien las cosas y lograr el objetivo que son sumar los tres puntos.

Mariano Casanello / Diario UNO Santa Fe