Ovación
Lunes 13 de Abril de 2015

Espera por los lesionados

El plantel sabalero volvió a los entrenamientos y Javier López aguardará la evolución de algunos jugadores. Pablo Ledesma tendría un desgarro en su pierna derecha

Luego de la derrota frente a Temperley, el plantel sabalero retomó los entrenamientos este lunes por la tarde en el predio, en lo que será una semana larga de trabajo, teniendo en cuenta que Colón recién jugará por la 10ª fecha, el martes 21, a  partir de las 18,  frente a Atlético de Rafaela, habida cuenta que el domingo habrá elecciones en la provincia.
Por ese motivo, el choque entre el Sabalero y la Crema se disputará dentro de siete días y eso le permite al cuerpo técnico que encabeza Javier López trabajar con tiempo y recuperar jugadores lesionados para conformar el mejor equipo. 
La caída ante el Gasolero generó mucha preocupación, no solo por el resultado, sino también por el flojo rendimiento que evidenció la formación rojinegra. Pero además, a eso se le sumó la salida de Clemente Rodríguez y Pablo Ledesma por dolencias musculares. 
En el caso del lateral, no salió a jugar el segundo tiempo y en estos días será evaluado ya que presenta una sobrecarga muscular. Por su parte, el volante arrastraba una contractura en el isquiotibial de su pierna derecha y llegó con lo justo al compromiso ante Temperley. Por ese motivo a los 10 del complemento se resintió y abandonó el campo de juego.
Por estas horas será sometido a un estudio para determinar el grado de la lesión, pero su presencia ante Rafaela es una incógnita, esperando por los resultados de la resonancia magnética. En principio se especula con que pueda ser un desgarro y si se confirma no jugará ante el elenco rafaelino.  Sin dudas que se trata de un jugador clave en la estructura titular, que demostró por momentos su jerarquía, por ejemplo ante Rosario Central, siendo la figura del partido. 
Está claro que es muy aventurado hablar sobre una probable formación para jugar ante Atlético, pero sin dudas que habrá variantes de nombres y seguramente de esquema, teniendo en cuenta que podría producirse la vuelta de Lucas Alario que no juega desde la 4ª fecha  frente a Boca.
El Pipa se perdió cinco encuentros por un desgarro en el aductor derecho, más allá de que el jugador también había sufrido una lesión en el cuádriceps. Eso hizo que la recuperación sea más lenta de lo previsto. Recién la semana pasada hizo fútbol, pero finalmente no estuvo entre los concentrados. 
Se estima que con los días que restan para el partido, encontrará su mejor puesta a punto y será de la partida, ya que el cuerpo técnico lo considera el delantero más importante. Existe una realidad incontrastable que indica que en nueve partidos el Sabalero apenas convirtió seis goles. Pero uno solo por intermedio de sus delanteros (Raúl Becerra ante Racing).
Sin variantes en ataque, Alario resulta imprescindible para el entrenador y por eso en su cabeza está ponerlo como titular si es que responde satisfactoriamente en los ensayos futbolísticos que se llevarán adelante durante la semana.
Otro de los futbolistas que intentarán recuperar es el goleador Braian Romero, quien ante Olimpo sufrió un desgarro de grado 1 en el aductor derecho. En consecuencia,  desde la semana pasada viene realizando trabajos de kinesiología con el fin de estar a disposición lo más rápido posible, pero ayer debió salir del entrenamiento por una molestia en el mismo sector. 
De esta manera se abre un interrogante respecto a su participación, dado que la idea del cuerpo técnico es la de no arriesgarlo si no está en perfectas condiciones, teniendo a mano el ejemplo de Ledesma. Este martes el plantel trabajará en doble turno en el predio, y entre el sábado y el domingo López definirá el equipo, cuando haga fútbol en el estadio.