Ovación
Domingo 01 de Mayo de 2016

Estaba por perder y se hizo descalificar con un acto aberrante

El búlgaro antes de caer en el tercer y definitivo set en la definición de Estambul ante Schwartzman, partió una raqueta para ser descalificado.

El búlgaro Grigor Dimitrov no soportó perder la final del ATP de Estambul y se despachó con una insólita acción, con el fin de ser descalificado.

El ex número ocho del mundo, ganador de cuatro títulos y finalista en otros tres torneos, no aguantó ver que se le escapaba una final que tenía casi ganada, el búlgaro destrozó tres raquetas y no permitió un festejo normal de Schwartzman. 
Después de haber tenido servida la victoria, con ventaja de 7-6 y 5-2, el búlgaro entró en un tobogán del que no se pudo recuperar. Primero se le fue el set y después se le escurrió el partido. En el camino, tres raquetas destrozadas. Repudiable.