Ovación
Miércoles 09 de Agosto de 2017

Estableció un nuevo récord mundial de velocidad en bicicleta

El austríaco Max Stöckl logró la hazaña en una mountain bike al descender de una montaña que se encuentra a 3.972 metros de altura en el desierto de Atacama, Chile

A los 42 años, el austríaco Max Stöckl quería batir su propio récord de velocidad: descender por una montaña en una mountain bike de serie. La marca la había logrado en 2011 cuando bajó por el volcán del Cerro Negro en Nicaragua a 164,95 km/h. Sin embargo, en su última presentación superó sus propios números.

Stöckl y su equipo decidieron ir al desierto de Atacama, Chile, que suele ser paso en las últimas ediciones del Rally Dakar. Un lugar inhóspito, donde sólo hay piedras y cantos rodados. "Con el descenso de Nicaragua no me divertí todo lo que quería, no fue un gran reto. Cuando regresé a casa empecé a buscar otra montaña para tirarme y la encontramos en Chile", dijo con entusiasmo.

Fue así como eligió un desierto con una montaña que se encuentra a 3.972 metros de altura, en el que hay un desnivel de 45 grados. Desde el comienzo hasta el final la distancia era de 1.200 metros. Además, este lugar era ideal por la poca resistencia al viento.

Embed

Max utilizó un traje especial con airbag, similar al que emplean los corredores de esquí y los saltadores. El casco lo fabricó él mismo y la bicicleta fue una Mondraker de descenso, a la que no se le añadió ni quitó nada para hacerla más rápida. Stöckl probó el descenso ocho veces para encontrar la línea ideal y ver qué velocidad podría alcanzar para así batir el récord del mundo. "Cuando vas rodando a más de 160 kilómetros por hora se requiere de un esfuerzo enorme. Esta fuerza tiene un gran impacto en la bici y en todo el cuerpo", relató.

Max.jpg

En el intento se registró una velocidad de 167,6 km/h, por lo que se batió el récord anterior. Para ello Max necesitó 11" y 650 metros. Normal para alguien que no es considerado como un atleta profesional. "Estoy exhausto, a pesar de que sólo fueron 20 segundos. No puedo expresar mis sentimientos. Verte en la cumbre, mirar hacia abajo y sentir la adrenalina es un momento inolvidable", concluyó.

UNO Santa Fe - Infobae