Ovación
Jueves 13 de Julio de 2017

Estudiantes dio el golpe en Bolivia y superó a Nacional de Potosí por la Copa Sudamericana

El Pincha que tuvo el debut de Gustavo Matosas como técnico, se impuso por 1 a 0 en los 3.900 metros de altura gracias al gol de Lucas Rodríguez. El conjunto de Carlos Leeb terminó con diez por la expulsión de Edson Pérez.

Estudiantes se presentó en el estadio Víctor Agustín Ugarte con la misión de evitar la derrota para mantener despierto el deseo de avanzar a los octavos de final de la Copa Sudamericana. Los 3.976 metros sobre el nivel del mar y la dificultad que propuso Nacional Potosí significaron una dura parada para el equipo argentino.

La agresividad que demostró el dueño en los primeros movimientos convirtió a Mariano Andújar en una de las figuras del encuentro. El arquero intervino continuamente ante los intentos de Velasco, Alessandrini y Paniagua para mantener el invicto del Pincha.

En el complemento el espectáculo continuó bajo la misma sintonía: los comandados por Carlos Leeb dominaban con claridad y el experimentado arquero con pasado en Europa y la Selección se lucía para evitar el grito local. La más clara volvió a llegar en los pies de Alessandrini, quien tuvo un mano a mano frente al ídolo del León y no logró superar su resistencia. El manotazo de Andújar y el palo instalaron el lamento boliviano para que la ansiedad se transforme en desesperación.

Cuando faltaban 20 minutos para el cierre, los de Matosas recuperaron oxígeno gracias a una irresponsabilidad de Edson Pérez: el volante reaccionó en una acción ante Pavone y Wilmar Roldán no dudó al mostrarle la tarjeta colorada.

Con la diferencia numérica a su favor, los de La Plata capitalizaron las pocas ocasiones que crearon para consolidar una hazaña histórica. Lucas Rodríguez fue quien impuso el 1 a 0 para encaminar la clasificación a la siguiente instancia del torneo internacional. Estudiantes dio el golpe con el regreso de sus principales figuras. En la Ciudad de las Diagonales, la versión de Volver se escucha con la frente en alto y el pecho hinchado.