Ovación
Martes 25 de Julio de 2017

Falta el ok del entrenador

Desde hace algunos días se viene anunciando la venta de Germán Conti al Zenit de Rusia. Sin embargo, aún resta la aprobación por parte del entrenador del club ruso Roberto Mancini para que el Flaco emigre al Viejo Continente.

La realidad indica que en este mercado de pases Germán Conti será transferido, el propio futbolista ya manifestó su deseo y los dirigentes sabaleros son conscientes que su venta al exterior es inminente. Se sabe que el Flaco tiene un año más de contrato que vence en junio del 2018 pero considera que es el momento justo para pegar el salto. Y los dirigentes rojinegros están de acuerdo con que así sea.

Por lo cual no hay ninguna posibilidad de que el marcador central se quede en la institución y un ejemplo de ello es la erogación que realizó el club para adquirir a Jonathan Galván (Colón pagará 980.000 dólares) justamente para reemplazar a Conti. Pero siempre la intención fue negociarlo al fútbol europeo y es por eso que por estas horas se está definiendo su probable llegada a Rusia.

Este martes, en diálogo con Radio Sol 91.5, el empresario Nicolás Carámbula se refirió a la posibilidad de que el defensor siga su carrera en el Zenit "Estamos esperando la confirmación por parte del técnico Roberto Mancini que podría darse entre hoy o mañana pero soy optimista. Ya hablamos con José Vignatti quien nos autorizó a comenzar con las gestiones y la realidad es que tenemos una buena relación con la gente del Zenit", manifestó.

Para luego agregar "La conformidad del Zenit para incorporar a Conti está, pero obviamente que debemos esperar que lo apruebe Mancini. Por ese motivo mi socio está en Rusia aguardando novedades. Prefiero no hablar de cifras pero la operación se haría pesos más pesos menos en la cifra que trascendió (4 millones de euros) y sería un buen contrato (se habla de cuatro años) para Conti".

Cuando se lo consultó sobre lo que pasaría en caso de que Mancini no apruebe la llegada del defensor, Carámbula respondió: "Existen tres alternativas de equipos italianos en las que estamos trabajando en caso de que no se de lo del Zenit porque está claro que hablando mal y pronto no podemos ponerle un revólver en la cabeza a Mancini. Pero de todos modos somos optimistas en que la operación se concrete".