Ovación
Miércoles 06 de Julio de 2016

Federer remontó dos sets abajo, le ganó a Cilic y pasó a semifinales de Wimbledon

En una pista central radiante de luz y de público, el ganador de 17 torneos de Grand Slam se impuso por 6-7 (4-7), 4-6, 6-3, 7-6 (11-9) y 6-3 en 3:18 horas de juego

El suizo Roger Federer logró hoy un gran triunfo en el torneo de tenis de Wimbledon al avanzar a semifinales tras remontar dos sets y levantar tres match points ante el croata Marin Cilic en un emotivo partido.
En una pista central radiante de luz y de público, el ganador de 17 torneos de Grand Slam se impuso por 6-7 (4-7), 4-6, 6-3, 7-6 (11-9) y 6-3 en 3:18 horas de juego y demostró un gran aplomo para alcanzar su semifinal número 11 en el All England, igualando el récord del estadounidense Jimmy Connors.
Además, el ex número uno superó la marca de la estadounidense Martina Navratilova de más victorias en partidos de Grand Slam, con 307. Navratilova se retiró con un récord de 306-49, mientras que Federer ahora acumula 307-50.
"Fue un partido increíble. No podría estar más feliz porque jugué muy bien al final", dijo el ex número uno a pie de pista tras una victoria muy dura ante el campeón del US Open 2014.
"Él estaba jugando muy bien, sirviendo y leyendo bien mi servicio, pero tenía que seguir en el partido. Tuve un poco de suerte al reponerme en el tercero."
Luego de ganar cuatro partidos sin ceder sets ante rivales de poco peso en el circuito, Federer logró superar una vara alta en Cilic tras llegar a Londres de una temporada con poca actividad producto de una pequeña cirugía en los meniscos y luego de haberse ausentado en Roland Garros.
En un partido donde los pequeños detalles decidieron el curso, en el quinto set Federer consiguió un quiebre clave en el octavo juego para sellar el celebrado triunfo.
Hasta el quinto, cada uno se llevó un tie-break y cada uno quebró una vez el saque de su rival. Luego de perder su primer set en el torneo, Federer perdió confianza y Cilic sacó frutos de sus impactos de bola planos y sin temor. La precisión con la que el croata logró contrarrestar el saque del suizo le valió un quiebre temprano en el segundo set luego de un revés invertido para adelantarse 2-1.
Aunque Federer buscó, ante la adversidad, variar su juego (probó con el slice, intentó jugadas de saque y volea y se paró más adelante), la falta de continuidad esta temporada más el achaque de los años lo mostraron más vulnerable que de costumbre, particularmente con la movilidad.
Cuando Cilic debió sellar el set con el servicio 5-4, Federer falló dos reveses fáciles, y el game y segundo set se le escaparon rápidamente.
A esta altura de su carrera, una desventaja de dos sets a cero parecía demasiado para Federer, de 34 años, aun cuando fue el más beneficiado por la organización con la programación de sus partidos, todos en la techada pista central, sin demoras por lluvia ni cancelaciones.
Pero cuando Cilic lucía cada vez más sólido y Federer endeble, el suizo recibió una segunda vida en el partido: sirvió 3-3 y 0-40, levantó las tres ocasiones de quiebre y todo cambió. La Catedral retumbó con el "Come on!" del suizo y el júbilo del público. Con su experiencia, el suizo no desaprovechó su momento y, en el juego siguiente, rompió por primera vez el saque del croata para luego servir y llevarse el tercer set.
Federer se volvió a salvar en el cuarto, al remontar tres bolas de partido -al servir 4-5 y 5-6 y luego otra en la definición- y llevar el juego a un decisivo set, algo que no disputaba desde los cuartos de final del US Open 2014, cuando venció al francés Gael Monfils, también tras perder los primeros dos sets.
Con menos energías, pero cada vez más impulso del público, Federer logró un decisivo quiebre en el octavo juego y luego sirvió para lograr la décima victoria en su carrera tras perder los dos primeros parciales.
Su próxima escala será el canadiense Milos Raonic, que antes venció al estadounidense Sam Querrey en la pista 1 por 6-4, 7-5, 5-7 y 6-4.
En un partido muy parejo, el canadiense jugó mejor los puntos importantes y alcanzó su segunda semifinal en el All England.
A continuación, el británico Andy Murray tiene un duelo de riesgo ante el francés Jo-Wilfried Tsonga (12). El vencedor se medirá en semifinales con el checo Tomas Berdych (10) o el francés Lucas Pouille (32).