Ovación
Miércoles 04 de Mayo de 2016

Fue un trago Almagro

Colón cayó frente a Almagro por 1-0 y de esta manera quedó eliminado de la Copa Argentina. El encuentro se disputó en el estadio Julio Humberto Grondona y al gol del Tricolor lo marcó Oscar Altamirano. Ricardo Johansen puso en cancha un equipo titular, pero no alcanzó

Si frente a Olimpo el equipo había mostrado signos de recuperación al sobreponerse a un contexto adverso que significaba perder dos Clásicos y además entrenar bajo custodia policial, este miércoles esa rebeldía y amor propio que se evidenció en el triunfo ante el elenco bahiense brillaron por su ausencia. 
 
Colón no tuvo reacción ni anímica ni tampoco futbolística y terminó cayendo ante Almagro de manera absolutamente justificada ya que el Tricolor fue superior sobre todo en el segundo tiempo. Se trata de un equipo que hace cuatro meses juega en la “B” Nacional, porque en el 2015 estaba en la tercera categoría del fútbol argentino y lo doblegó al conjunto rojinegro sin ningún tipo de  inconvenientes

Datos que agravan aún más la producción del Sabalero al cual le faltó actitud e intensidad para dar vuelta la historia. Incluso Almagro estuvo más cerca de concretar el segundo gol, que el elenco santafesino de llegar al empate. Cuesta analizar semejante rendimiento, si se tiene en cuenta que en el último compromiso Colón había jugado con una predisposición muy diferente a la que tuvo este miércoles en Sarandí.
 
Johansen decidió darle prioridad a la Copa Argentina y apostó por una formación con todos titulares a excepción de Germán Conti, quien no estuvo por suspensión y ubicó a Pablo Ledesma en el banco de relevos para que ingrese en el complemento. Y por ese motivo la derrota es más dolorosa ya que nunca pudo establecer diferencias con un adversario de menor valía.
 
Colón y Almagro protagonizaron un mal primer tiempo, en donde ninguno de los dos equipos logró prevalecer futbolísticamente y en consecuencia el empate parcial se ajustó al desarrollo del juego. Quizás el elenco sabalero estuvo más cerca de marcar pero no fue lo suficientemente superior como para merecer mejor suerte.
La diferencia de categoría no se observó en la primera etapa, más allá de cierto predominio del Sabalero para manejar el balón. Pero está claro que le faltó profundidad en los últimos metros como para quebrar la resistencia del Tricolor que estuvo bien plantado.
 
El libreto de Almagro fue el que se esperaba de un equipo inferior en cuanto a jerarquía y que intentó con pelotazos a espaldas de los laterales rojinegros llegar hasta el arco custodiado por Jorge Broun. Y lo hizo en un par de ocasiones pero sin generar peligro concreto con dos remates débiles de Emanuel Barboza y Ariel Chaves respectivamente.
 
Por el lado del conjunto que dirige Ricardo Johansen, las más claras estuvieron en los pies de Nicolás Silva quien tras un pase exquisito de Víctor Figueroa remató débil al primer palo y controló Agustín Gómez.
 
Y la segunda opción fue un disparo de Mauricio Sperduti ingresando por derecha que pegó la parte externa de la red cuando la jugada pedía el centro atrás para el ingreso de Nicolás Leguizamón o Víctor Figueroa. Colón dispuso de varios corners, pero no pudo aprovechar ese recurso para ponerse arriba del marcador.
 
Entre la impericia de Colón para superar a un adversario con escasos recursos y la conformidad de Almagro por mantener el cero en su arco se fue consumiendo un oprobioso primer tiempo al que indudablemente le faltaron emociones, como así también audacia y creatividad sobre todo por el lado del elenco rojinegro. 
 
Pero en el segundo tiempo, Almagro se dio cuenta de que el Sabalero era vulnerable en defensa y lo fue a buscar aprovechando las enormes falencias en el sector defensivo que se acentuaron ante la ausencia de Conti. Tanto Ismael Benegas como Osvaldo Barsottini reflejaron enormes dudas para neutralizar a Oscar Altamirano. Justamente este delantero de 32 años fue el autor del gol cuando se jugaban seis minutos.
 
Antes de la apertura del marcador, Ariel Chaves remató desde afuera del área y Fatura Broun desvió el balón de manera notable. Fue un aviso para lo que llegaría tres minutos más tarde cuando el marcador central Abel Luciatti disparó de media vuelta, el uno sabalero dio un rebote que dejó la pelota dentro del área e insólitamente ningún jugador de Colón fue a buscar el balón, por lo cual Altamirano con absoluta tranquilidad remató con su pierna derecha para vencer a Broun quien no llegó a cubrir el disparo. Con muy poco el Tricolor se ponía 1-0 gracias a la inoperancia rojinegra.


La única reacción que mostró el Sabalero se produjo a los 11’ cuando un defensor de Almagro quiso jugar el balón hacia atrás y Nicolás Leguizamón remató a la carrera y el balón se fue cerca del caño derecho del arco defendido por López. Demasiado poco para un equipo que nuevamente adoleció de criterio y sabiduría para entender cómo jugar este partido. Se fue entregando mansamente frente a un rival que tuvo mayor carácter, concentración y amor propio para continuar en la Copa.
Mariano Cassanello / mariano.cassanello@uno.com.ar / Ovación