Ovación
Domingo 07 de Febrero de 2016

“Fueron dos partidos distintos”

"Fueron dos partidos distintos. En el primer tiempo hicimos casi todo mal y lo pagamos caro con los goles de Defensa y Justicia. Pero gracias a Dios con la reacción en el segundo pudimos llegar al empate. Creo que hicimos muchas cosas bien para lograrlo, porque generamos muchísimas situaciones y por suerte nos llevamos un buen punto”, reconoció Claudio Riaño, quien fue el autor del empate cuando el partido se moría.
Pese a sus frases escuetas, no le erró en el diagnóstico de los 90’ jugados en Florencio Varela. Precisamente, siguiendo con el balance, no dudó en admitir que “no hay excusas por lo que pasó en el primer tiempo. “Llegamos muy bien preparados después de una gran pretemporada, además de trabajar correctamente en la semana. Por ahí no supimos descifrar lo que ellos hacían, que nos ponían un volante suelto a espaldas de nuestro cinco y por ahí eso nos complicaba. Lo bueno es que en el segundo corregimos todas esas falencias y pudimos llegar al empate”.
Sabido era que, después de lo realizado en el acto inaugural, había que cambiar todos los papeles para ir en busca de la remontada. Ahí es donde se vio el papel del entrenador. “Los retos de Leo (Madelón) surtieron efecto. En pocas palabras, nos dijo que estábamos preparados para darlo vuelta, que no era la primera vez que nos tocaba estar en esta situación y que, con un poco de cabeza fría y pensando, podíamos lograrlo. Tenemos buenos jugadores y un gran equipo, pero eso hay que plasmarlo dentro de la cancha. Lo bueno es que lo emparejamos, llegamos al empate”.
En el final, el delantero expresó su satisfacción por haber alcanzado el empate, pero dejó entrever un sabor amargo: “Nos hubiese gustado empezar ganando, pero un empate como visitante y tras ir perdiendo es un buen resultado para esta primera fecha. Será un torneo muy difícil y por eso habrá que trabajar muy duro día a día”.