Ovación
Jueves 17 de Marzo de 2016

“Fuimos de punto y nos quedamos con todo”

El volante Fausto Montero recordó con Ovación el derby del 2011, ocasión en que no solo marcó un gol sino que además el Tate ganó 2-0

Uno de los jugadores que quedó en la historia de los Clásicos santafesinos es el mediocampista derecho Fausto Montero, que en la actualidad se entrena con el plantel de Reserva, pero que su presencia sigue vigente en los hinchas Tatengues y más cuando se acercan fechas especiales y en este caso se trata de la semana previa al Colón-Unión que se jugará el próximo sábado en el estadio Brigadier Estanislao López.
“Ese tipo de partidos son los que uno como jugador no se va a olvidar nunca, no solo porque fue en mi caso el primero oficial como jugador de Primera División sino porque fue una tarde completita, ganamos, jugamos muy bien y tuve el honor de meter un gol que todos se acuerdan... La verdad que fue algo hermoso porque después de tantos años de que no se jugaba contra Colón y haberles ganado en la cancha de ellos y con uno de los goles míos fue algo emocionante”, tiró el entrerriano.
Antes de hablar de cómo se dio el encuentro en el Barrio Centenario, Ovación dialogó con el mediocampista sobre cómo vivieron los días previos a ese encuentro: “Me acuerdo que días antes de ese partido nos tocaron el orgullo, nos subestimaron diciendo que no éramos conocidos porque veníamos del ascenso; la verdad que eso cayó mal en todo el grupo porque nosotros nunca le faltamos el respeto a nadie, solo teníamos en la mente ir a la cancha de ellos e intentar ganarles, como se dio y así quedó en la historia”.
“Jugamos con el corazón y mucho huevo... Ahí demostramos que logramos ese objetivo porque fuimos siempre un equipo ordenado y compacto en todas las líneas, además de ir con esa bronca acumulado por la manera que algunos nos habían tratado con declaraciones, todo eso nos dio fuerzas como para ir con un plus y lograr lo que la gente y obvio que nosotros soñábamos en ese momento”, agregó Memo.
—¿Cómo definirías a ese plantel de jugadores?
—Primero que éramos muy unidos, siempre en las malas y en las buenas tiramos todos para el mismo lado. Además teníamos una gran ventaja y era que la mayoría de los chicos que llegamos a ese torneo fuimos los que ascendimos. Y los que se sumaron también entendieron como veníamos ya armados, esa fue la clave de ese plantel, porque sería injusto no mencionar a los otros chicos que muchos de ellos fueron con nosotros en el micro a la cancha de Colón, la gente se identificó con nosotros y el plantel con ellos.
—¿Mantener la base fue clave para vos en ese campeonato?
—En ese tiempo seguro, los resultados estuvieron a la vista, primero por la manera en que conseguimos ascender de la mano de Darío Kudelka, y después porque como dije antes se mantuvo una base sólida y se agregaron excelentes tipos que dentro de la cancha también rindieron.
Inmediatamente se le vino a la memoria al actual hombre rojiblanco lo que sintió cuando convirtió el segundo tanto: “Fue algo hermoso, se me vinieron miles de imágenes por la mente, no sabía ni para dónde ir a festejar, solo quería estar con los muchachos, que nos abrazáramos todos porque eso no se da todos los días. Yo tengo la suerte y el orgullo de decir que logré ascender con Unión, de meterle un gol a Colón y además de quedarnos con la victoria en cancha de ellos... Te juro que me acuerdo que quería subirme al alambrado con los chicos y estar con la gente que nos había ido a alentar. Fue inolvidable, además porque fuimos de punto y nos quedamos con todo”.
—¿Todavía te acordás de cómo formó el equipo que paró para ese encuentro Frank Kudelka?
—Seguro: Beto Bologna; Renzo Vera, el Pata Avendaño, Rody Erramuspe, el Chango Cárdenas; estuve yo por la derecha, Sarmiento, Nico Bruna y el Rayo Velázquez; Paulito Rosales y Jerónimo Barrales. Esa fue una banda hermosa, más todos los chicos que integraron ese plantel. ¿Cómo no me voy a acordar de un equipo que también quedó en la memoria de todos?
—¿Cuál es tu presente?
—Estoy trabajando como siempre, a full, como profesional que soy. Quiero aprovechar esta oportunidad de agradecerle a Juan Pablo Pumpido y a todo su cuerpo técnico como Patita Mazzoni y el profe Adrián (Villarreal) que me tratan como uno más y eso para mí es importante, además tengo un entrenador personal y estoy yendo al gimnasio... Estoy a full porque este es trabajo y mi pasión. La verdad que sería un grave error si tiro la toalla, así que practico como siempre y el fin de semana voy a hacer fuerzas para que los chicos ganen el Clásico.

Por Claudio Cáplan / De la Redacción de Ovación UNO Santa Fe