Ovación
Sábado 23 de Abril de 2016

“Gracias a Dios pude convertir”

Lucas Gamba ponderó el trabajo del equipo, además de agradecer la habilitación que recibió por parte de Riaño. “El gol es más de Claudio que mío”, sentenció.

El Clásico ingresaba en la recta final y Unión buscaba por todos los medios el gol que le permitiera quedarse con la victoria.
Y allí fue Riaño el que aguantó la embestida de Benegas, tuvo la claridad necesaria para habilitar de taco a Lucas Gamba y apenas recibió, el mendocino definió con categoría para dejar sin reacción al golero Jorge Broun.
Después de festejar largamente con sus hinchas, el delantero tatengue tuvo unos minutos para analizar la gran victoria hilvanada: “Fue lindo, muy emocionante lo que conseguimos y ahora hay que disfrutar, no había tenido un semestre muy bueno, con pocos goles y gracias a Dios pude convertir y le pude dar una alegría a la gente. Me voy muy feliz por los chicos también porque no arrancamos bien el año, ahora poder ganar estos dos Clásicos es muy bueno”.
Casi todos los colegas le preguntaban desde la gestación hasta la finalización de la jugada que terminó en el único gol del encuentro. Entonces, el exjugador de Independiente Rivadavia apuntó: “Hay mucho mérito de Claudio (Riaño), que la aguantó bien y me la dejó mano a mano y me tocó meterla”.
Respecto al desarrollo del duelo disputado ayer ante un colmado estadio 15 de Abril, Gamba expresó: “La verdad es que tuvimos situaciones muy claras en el primer tiempo y no las pudimos convertir, pero gracias a Dios ganamos”.
Hubo una acción muy controvertida, aunque el árbitro Patricio Loustau apoyado en sus asistentes decidió la continuidad del cotejo.
Fue precisamente cuando Gamba peleó una pelota y habilitó a Riaño que forcejeó con Benegas, cayó, pareció penal pero finalmente el partido siguió su curso. Al respecto, el goleador de la tarde disparó: “No sé quién le protestó al árbitro, siguió después la jugada, intentamos seguir mentalizados en el partido. Esto nos sirve porque nos propusimos ganar los dos Clásicos y nos deja muy contentos. Hay que seguir sumando de a tres, terminar lo más arriba posible, esperábamos estar más arriba”.
Para más adelante agregar: “Ellos en el segundo tiempo arrancaron mejor, el desgaste que hicimos nosotros en el primer tiempo se sintió porque el calor era intenso, lo pudimos ganar que es lo importante. En ese sentido tuvimos las jugadas más claras también en el segundo tiempo, tuvimos para ganarlo y lo hicimos casi en el final del partido. Fue  todo nuestro de entrada, manejamos bien la pelota, es difícil por ahí tener intensidad durante los 90 minutos. Sabemos que son situaciones como le pasó a Ema (Britez) del partido, uno lo que quiere siempre es meterla y por ahí no pudo hacerlo. Igual se ganó que es lo importante, la verdad es que me voy muy cansado, acalambrado y a varios de los chicos les pasó, pero se ganó y nos deja bien eso. Festejamos con la gente, una locura el enorme apoyo que tuvimos y darle este triunfo era lo que buscábamos. Ahora a descansar unas horas y después empezar a pensar en el viaje a Mar del Plata”.