Ovación
Lunes 04 de Septiembre de 2017

Inquieta la falta de contundencia

Apenas cuatro goles marcó Colón en ocho compromisos si se toma como referencia los últimos seis partidos del torneo anterior y los dos de este semestre (Rosario Central y Huracán). Dos de ellos los marcaron jugadores que ya no están como Iván Torres y Facundo Pereyra, mientras que los restantes los anotaron Nicolás Leguizamón y Tomás Sandoval.

En los dos primeros compromisos que jugó Colón ante Rosario Central y Huracán se advirtió claramente que hoy el principal déficit del equipo está de mitad de cancha hacia adelante. Es verdad que apenas se disputaron 180' y se marcó un gol (Tomás Sandoval), pero es bueno recordar los antecedentes inmediatos del Sabalero en referencia al final del torneo pasado.

En los últimos seis partidos del certamen anterior Colón había anotado tres goles, dos de ellos en un mismo partido (San Lorenzo) y el restante ante Gimnasia de La Plata. Con lo cual no hizo goles en los restantes cotejos (Temperley, Central, Racing y River). Y además dos de esos tantos lo marcaron jugadores que ya no están como Iván Torres y Facundo Pereyra.

Por otra parte y pese a esta circunstancia, en este mercado de pases no se trajo ningún delantero, se hizo un ofrecimiento importante para adquirir a Lucas Albertengo pero por cuestiones económicas no se pudo concretar la operación. Y encima Colón se desprendió del goleador del equipo como lo era Ismael Blanco (anotó seis tantos) quien no era tenido en cuenta por Eduardo Domínguez. De esta manera, no solo no se reforzó sino que el plantel perdió capital con la ida del Sungui.

Encima Diego Vera no convierte desde el Clásico cuando lo hizo desde los 12 pasos. Pero además no se lo nota cómodo a Viruta que pretendía ser transferido a San Lorenzo. El club de Boedo lo anotó pero luego no realizó ninguna oferta concreta. Sin embargo el uruguayo en la previa al cotejo ante Rosario Central no quería jugar y deseaba ser negociado. Eso le valió que fuera suplente en el encuentro ante el Globo y cuando ingresó se perdió un gol increíble.

Será trabajo del cuerpo técnico motivarlo como para que vuelva al nivel que tuvo en el primer semestre, aunque claro está el principal responsable es el propio jugador que tendrá que mentalizarse que la chance de San Lorenzo pasó y que su presente es Colón.

El otro delantero que no atraviesa su mejor momento es Leguizamón quien durante la pretemporada jugó la mayoría de los partidos en la formación suplente, dado que entre los titulares estaba Tomás Chancalay pero que cuando arrancó la competencia oficial el DT lo puso entre los 11. La última vez que marcó el delantero fue en el triunfo ante San Lorenzo por 2 a 1. Pero su promedio de gol indica que apenas marcó tres tantos en lo que va del año (Belgrano, Tigre y San Lorenzo).

Y tampoco es lógico cargar de responsabilidades a dos futbolistas como Sandoval y Chancalay quienes apenas tienen 18 años. En el caso del primero anotó ante el Canalla, pero da la sensación que juega mejor cuando ingresa desde el banco que cuando lo hace como titular. Como si asumiera mayores compromisos al estar de movida. Mientras que Chancalay recién debutó ante Central y es al que menos se le puede pedir.

Por lo cual es obvio que en la delantera el cuerpo técnico no cuenta con demasiadas alternativas y depende mucho de lo que puedan hacer Vera y Leguizamón que no están atravesando su mejor momento. Aunque se sabe que las rachas están para romperse y eso es lo que desean todos, que se les pueda abrir el arco y comenzar una etapa distinta.