Ovación
Lunes 19 de Junio de 2017

Jorge Broun jugará en el Ludogorets de Bulgaria

Si bien todavía le restan jugar dos partidos en Colón, Fatura ya definió su futuro. Vale recordar que la entidad del barrio Centenario no podía renovarle el préstamo y que debía compcarle su pase para que continúe en el plantel para la próxima temporada

Cuando llegó Paolo Montero para hacerse cargo del plantel lo primero que pidió fue un arquero para competir con Jorge Broun. Fue así que llegó el experimentado Jorge Carranza, quien le daba la alternativa al entrenador de ser clave en la salida desde el fondo, debido a su gran manejo del balón. Sin embargo, Fatura arrancó el certamen como titular y con grandes rendimientos se transformó en titular indiscutido.

Solamente faltó dos partidos por lesión, donde fue reemplazado por Carranza que también mostró sus dotes bajo los tres palos e incluso mantuvo su valla invicta, demostrando la competencia en alto nivel que había bajo los tres palos.

Una vez que se fue Montero para que llegue Eduardo Domínguez se abrió el mismo interrogante. Es más, Fatura no terminó de conformar al nuevo DT en la pretemporada y probó en varios cotejos con Carranza. Finalmente, el rosarino arrancó la segunda parte del certamen y fue vital con sus rendimientos en la histórica racha de triunfos que enhebró Colón para estar a esta altura de la temporada luchando por un lugar en las copas internacionales.

Sin embargo, se abrió un nuevo interrogante tras el partido ante Gimnasia de La Plata, ya que Broun fue responsable en el segundo gol que terminó con la victoria del equipo rival. Pero rápidamente tuvo revancha y fue la gran figura ante Rosario Central, en el Gigante de Arroyito, donde el Sabalero cosechó un gran empate para mantener la ventaja sobre el Canalla en la pelea por ingresar a los certámenes internacionales.

Pero Fatura no puede quedarse en Colón con otro préstamo, ya que los dirigentes deberían comprarle el pase debido a que no lo podía hacer por un tercer período con la primera alternativa. Se habló de Boca, de Rosario Central, de un equipo de Chile y también de otro de Estados Unidos.

Sin embargo, el futuro del rosarino estaría en el Ludogorets de Bulgaria, un destino internacional para un arquero que se dará el gusto incluso de jugar competencias europeas.