Ovación
Sábado 24 de Septiembre de 2016

La dolencia de Messi levantó polémica

Crónica del fuego cruzado entre Bauza y Barcelona y el "reto" de la dirigencia de la AFA

¿Que tienen en común Oscar Ruggeri, Pablo Aimar, Juan Román Riquelme, Kaká y Lionel Messi? Todos fueron víctimas de la pubalgia, una dolorosa y habitual lesión en los músculos del pubis. Una dolencia que afectaría a Lionel Messi, el mejor del mundo, y enfrenta a todos los interesados en sus servicios. Por ejemplo el técnico de la selección argentina, Edgardo Bauza, y el de Barcelona, Luis Enrique. A tal punto que como si se tratara de un conflicto bilateral, la Asociación del Futbol Argentino (AFA) reprendió a Bauza y salió a pedir disculpas al equipo culé a través de un comunicado. Mientras Barcelona informó ayer oficialmente que el rosarino padece una rotura muscular en el muslo del aductor derecho, y que estará 3 semanas afuera; el subdirector médico de ls AFA, Ricardo Denari, dijo que "la lesión podría estar provocada por una pubalgia, si se resiente es muy probable que tengan que operarlo".


"Creo que corresponde que nos ubiquemos todos y tengamos una buena relación, la mejor que podamos, con el club que es titular del contrato de Messi y nos pongamos de acuerdo. Voy a hablar con Bauza esta tarde (por ayer). Sus dichos como técnico de la selección tienen otra repercusión. Hay que ubicarse y tener una buena relación con Barcelona", dijo el titular de la Comisión Normalizadora Armando Pérez, quien agregó que hablará con el presidente del club catalán, Josep Maria Bartomeu.


"Tengo previsto charlar con él, tengo que tener la mejor relación", dijo.


Ayer se encendió la alarma sobre la chance de que Messi sea operado por esta lesión. En función de esa alternativa, Ovación consultó al deportólogo Gabriel Martínez Lotti. El médico, haciendo la salvedad de que sólo conocía el diagnóstico de la Pulga a través de los medios, dijo que no es partidario de operar una lesión como la pubalgia en caso de que se trate, como se dice, sólo de una cuestión muscular (ver aparte).


La Pulga se lesionó el miércoles pasado durante el partido en que Barcelona empató 1 a 1 con Atlético de Madrid en el Camp Nou, por la liga española.


En el caso de Messi, el diagnóstico específico fue rotura muscular en el abductor derecho: un problema que lo obliga a reposo y una baja de unas tres semanas, por lo que se perderá, como mínimo, la doble fecha de eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018.


Bauza aclaró ayer que no tiene intenciones de "pelear con Barcelona", con el objetivo de aplacar la polémica que había estallado el jueves cuando acusó al club catalán de no cuidar debidamente al astro.


"Quiero aclarar que no quiero pelearme con Barcelona sino todo lo contrario. Queremos trabajar a la par de ellos por el bien del jugador, que no es cualquiera. Lo que dije fue en un contexto que no se reflejó en las notas periodísticas. Lo que señalé fue que es responsabilidad de todos cuidar a Messi", explicó el entrenador al diario barcelonés Sport.


El Patón recordó que la selección argentina desvinculó a Messi del último partido de eliminatorias sudamericanas con Venezuela como muestra de buena voluntad para la preservación física del jugador y pidió un gesto similar por parte del club, que desde entonces lo utilizó en todos sus compromisos de liga y Champions.


"La gente de Barcelona me llamó para pedirme que después del partido con Uruguay en Mendoza liberáramos a Messi de jugar contra Venezuela para que regresara lo antes posible a su club con el fin de continuar con la recuperación de los dolores en el pubis. Nosotros comprendimos que era lo mejor para Messi y su club y accedimos", recordó. "Pero no podemos desconocer también que Lionel jugó cuatro partidos después. Entonces también pedimos a su club que tenga consideración con el jugador y que lo cuiden para que todos podamos disfrutarlo. Su lesión nos perjudica", lamentó.


"Conozco poco a Messi pero entiendo que él siempre quiere jugar en su club y también en la selección. Es ahí cuando nosotros, los entrenadores, y los médicos debemos asumir la responsabilidad y tener la capacidad de disuadirlo de que no juegue siempre, porque corre riesgo de lesionarse. Nosotros no podemos ni queremos intervenir en la planificación del Barcelona y entendemos las necesidades del club de contar con el jugador. Es por eso que lo que dije fue para que se tomara conciencia y que nos ayuden a cuidarlo, para que podamos disfrutarlo en Barcelona y en la selección", concluyó Bauza.


Y el técnico catalán Luis Enrique recogió el guante y aseguró ayer : "La única realidad es que todos buscamos el bien de Messi y de todos los jugadores de nuestro club. Que esté lesionado es una mala noticia para nosotros, una pésima noticia", añadió el DT azulgrana desde Gijón.


Fuente: La Capital