Ovación
Miércoles 01 de Junio de 2016

La historia del periodista inglés con cáncer y el sorpresivo regalo de Messi

Paul Hayward es el jefe de Deportes del diario The Telegraph. Contó cómo un gol del astro del Barcelona lo impactó positivamente en su lucha contra su padecimiento. El inesperado gesto del futbolista.

"Cómo el genio de Lionel Messi y Dan Carter me dieron esperanzas en la lucha contra el cáncer". Ese era el título que eligió el periodista inglés Paul Hayward el 3 de noviembre de 2015, cuando anunció que enfrentaba un tratamiento de seis semanas para combatir ese mal. Hacía pocas horas que Nueva Zelanda había ganado el Mundial de Rugby y la actuación de su máxima estrella había emocionado al periodista inglés.
"El deporte es mi vida y mi pasión. Pero lo entiendo mejor ahora, con casi 30 años de profesión", comentó Hayward en esa crónica que recorrió todo el Reino Unido. En su nota, el reportero traza un paralelo entre las historias de superación de cientos de deportistas y la propia, siendo testigo de los mejores jugadores de la historia. En ese campo, ingresa su admiración por Lionel Messi y el reciente gesto que el delantero del Barcelona tuvo con él, sin que lo esperara.
Hayward, quien padece cáncer en el cuello y la cabeza, se somete a radioterapia y quimoterapia desde abril del año pasado. "Es uno de los más brutales tratamientos contra el cáncer que hay. Daña las células gustativas, los ganglios linfáticos, glándulas salivales, la piel y, a veces, las estructuras óseas", indicó en ese artículo. El autor relata todo sus padecimientos y lo que atraviesa su cabeza cada vez que se somete a los rayos.
En un momento determinado, explica cómo disfrutó de un partido de cricket en el que participó Inglaterra durante el torneo en las Indias Occidentales. "Luego vino el rayo de la luz más nítido. Barcelona versus Bayern Munich en el Camp Nou, en mayo", recuerda, mientras describe su habitación en el Royal Sussex County Hospital. "Lionel Messi tomó un pase con su pie izquierdo, fue para adentro, luego para afuera en una maniobra imposible, y envió a Jerome Boateng, el defensor del Bayern, al suelo como si fuera un árbol. Luego llegó Manuel Neuer, el mejor arquero del mundo, para anular la amenaza con su brazo gigantesco. Y Messi lo hizo astillas. A uno de los más grandes y más intimidantes hombres del fútbol". Así recordó el famoso segundo gol que posibilitó al Barcelona acceder a la final de la UEFA Champions League en 2015.
"En el comentario, Martin Tyler dijo: 'Sólo el fútbol puede hacerte sentir así'. Me sentí saltar de la silla y que la enfermedad se iba", escribió Hayward en The Telegraph.
Hoy, 1° de junio, el jefe de Deportes del popular diario inglés escribió un nuevo capítulo de esa saga que tiene a Messi y a él como protagonistas. "Lionel Messi me envió una camiseta firmada y mostró que estamos en esto juntos", fue el título que eligió. En su artículo, Hayward revela que cuando escribió la primera de las notas, la familia del astro del Barcelona le hizo llegar su agradecimiento por semejantes elogios hacia su hijo. "Ningún periodista piensa que una megaestrella leerá una columna que escriba, más aún una que hable de vida y de muerte", comienza.
"Fue gratificante recibir el mensaje de su familia, pero no había más razones para pensar que vendría algo más", continuó. "Pocos meses después algo especial me fue enviado. Era una camiseta del Barcelona, con una inscripción con un mensaje personal de Messi, junto a una carta de motivación. El deber profesional dicta que los reporteros no deben deslumbrarse por las celebridades, pero confieso haberme sentido emocionado, y no sólo porque Messi es el futbolista cuyo talento es el que más admiro", prosiguió el periodista inglés.

 
"Todos nos preguntamos si las súperestrellas del deporte mundial entienden el poder que ejercen: el hechizo sobre los niños, digamos, que se han enamorado del fútbol y se obsesionan con sus héroes en los patios escolares y en los campos de juego", dice Hayward, y añade que para el común de la gente estos astros son "inalcanzables. Podemos verlos, pero ellos no pueden vernos, salvo como 'audiencia'".
Pero según explica Hayward en su nota, Messi sí entiende el impacto que sus actos dentro del terreno de juego tiene para la "audiencia". "El mensaje que envió sugiere que él comprende el poder que viene con su habilidad. Ayudó a otras personas en ese sentido. "Un acto de bondad no requiere del peso de una persona famosa detrás de sí. Pero completa el tipo de conexión que estaba tratando de describir en mi artículo. Por inverosímil que parezca, estamos todos juntos en esto. La vida y la muerte, quiero decir", concluyó.

Fuente: Infobae