Ovación
Lunes 31 de Julio de 2017

La insólita suma por la cual se fue Rodrigo Erramuspe de Unión

El defensor, que llegó para reemplazar al paraguayo Rolando García Guerreño, solamente jugó seis meses en el Tate, ya que el DIM de Colombia pagó la cláusula de rescisión y se lo llevó para afrontar el próximo campeonato cafetero. Mientras tanto, en Santa Fe, Leo Madelón pide a grito por la llegada de defensores

Los dirigentes de Unión prometieron en el inicio de la pretemporada potenciar de jugadores de calidad al plantel de Leonardo Madelón, que volvió al club luego de 10 meses. Sin embargo, cuando se lanzaron al mercado se encontraron con una cruda realidad: el Tate es uno de los equipos que no jugará en la próxima temporada una copa internacional, lo que es poco apetecible para la mayoría de los futbolistas que cuando llegan a un club del interior lo hacen para que sea una especie de trampolín hacia los mercados donde se paga en dólares.

Dentro de lo duro que se presenta el receso para formar un nuevo equipo, llegaron Damián Arce (Patronato), el uruguayo Diego Zabala (Vélez) y Claudio Aquino (quien viene de actuar en Belgrano y logró la libertad de acción de Independiente).


Pero también hay de las malas, como por ejemplo la inesperada lesión de Leonardo Sánchez, a quien se lo operó de su rodilla izquierda y se perderá el arranque del campeonato. En tanto, el fin de semana se fue Rodriigo Erramuspe, quien a pesar de tener contrato con el club, el DIM de Colombia ejecutó la cláusula de rescisión y se lo llevó al fútbol cafetero.

Pero lo insólito, es que cuando a Unión le piden cifras astronómicas para traer defensores de jerarquía, como ocurrió con Jonathan Bottinelli y el colombiano Arturo Mina, a Unión se le fue un defensor titular en una cifra irrisoria para el fútbol mundial.

Resulta que cuando Erramuspe llegó a Unión a principios de 2017, en su contrato hizo constar una cláusula en pesos, que no supera el medio millón. Sin embargo, a pesar de haber tenido un pobre torneo con la camiseta rojiblanca, el DIM posó sus ojos en él y se lo espera en las próximas horas para que firme su contrato y se convierta en nuevo refuerzo del elenco colombiano.


En los pasillos del club se comenta que la posibilidad económica era muy importante, quizás irresistible para el jugador que está transitando sus últimos años en el fútbol y era la ocasión propicia para que realice una diferencia económica.

En la otra vereda, hay algunos que sostienen que se trató de una especie de vendetta de su representante Pascual Lezcano, quien quedó molesto ante la decisión de Leo Madelón de no tener en cuenta al delantero Federico Anselmo, a quien también le maneja los destinos futbolísticos.

Mientras tanto, cuando la cuenta regresiva para el inicio del próximo torneo se torna asfixiante, los dirigentes y el DT agudizan el ingenio para sumar dos marcadores centrales de jerarquía, tarea que será muy difícil en caso de que no esté la decisión política de invertir una buena suma de pesos/dólares.