Ovación
Viernes 21 de Agosto de 2015

La mejoría ahora debe reflejarse en el resultado

Luego de empatar frente a Aldosivi, en Mar del Plata, mostrando la mejor versión de la era Franco, el Sabalero debe sumar un triunfo ante Vélez

Colón está obligado y en consecuencia no puede dejar pasar un partido más para obtener un triunfo. Son ocho los encuentros sin sumar de a tres y con esta proyección, el panorama se complica si se toma en cuenta el tema de los promedios. Enfrente tendrá un rival que tampoco atraviesa su mejor momento, dado que no festeja desde la 14ª fecha, cuando derrotó a Boca por 2-0.
Luego de ese compromiso, el Fortín acumuló tres derrotas e igual número de empates. Está claro que se trata de un elenco juvenil con un par de futbolistas de trayectoria, pero que se muestra muy irregular, producto de la inexperiencia de sus jugadores. De allí que suma 21 puntos, apenas dos más que el Sabalero y atraviesa una crisis futbolística, quedando lejos de aquellos equipos protagonistas que supo tener Vélez.
Luego del partido ante Aldosivi, el técnico Darío Franco expresó su satisfacción por lo realizado en el segundo tiempo. Por lo cual se especulaba con que no realizaría demasiados cambios.
La mayor incógnita se planteaba respecto a la presencia de Clemente Rodríguez, quien hace un mes no juega por un desgarro. El ex-Boca arrancó la semana de trabajo entrenando a la par de sus compañeros y participó de los ensayos tácticos y futbolísticos que dispuso el entrenador. Por ese motivo, fue confirmada su presencia y en este partido se moverá más adelantado por el sector izquierdo, ya que la idea es jugar con línea de tres y que tanto Pablo Cuevas como él se desempeñen como carrileros.
El ingreso de Rodríguez se producirá en lugar de Osvaldo Arroyo, que venía siendo titular desde que comenzó el ciclo de Franco, mientras que Cuevas jugará su primer partido bajo la conducción del actual entrenador y el que dejará su lugar será Franco Leys, quien ocuparía un lugar en el banco de relevos.
Para este partido, se modificará el sistema táctico y por primera vez se empleará un 3-3-1-3, más allá de que se trata de un dibujo táctico bastante flexible en función de las características de los jugadores.
En la línea de tres, Yamil Garnier se ubicará por derecha; Germán Conti jugará como líbero; mientras que el paraguayo Ismael Benegas se desempeñará por izquierda. Delante de estos tres defensores, se ubicará Cuevas por derecha; Matías Ballini como mediocampista central, y Rodríguez en el carril izquierdo.
Alan Ruiz tendrá la función de ser el enlace con los tres delanteros. El ex-San Lorenzo se estacionará por el sector medio, que es donde tiene mayor panorama y claridad para asistir a sus compañeros.
Si bien Franco no definió el equipo, dado que expresó que Braian Romero tiene chances de jugar, en el último trabajo que dispuso ayer lo mantuvo entre los titulares a Gustavo Villarruel, quien ganaría la pulseada. Por su parte, Pablo Vegetti será el referente de área y la incógnita está dada en la presencia de Llama.
El volante fue sometido a una resonancia magnética y la misma arrojó una contractura en el isquiotibial de su pierna izquierda. Por ese motivo, trabajó de manera diferenciada y hoy a la mañana será probado. Si no llega, su reemplazante será Cristian Guanca.
En este caso, las características son distintas, dado que Llama posee mejor manejo del balón y panorama, mientras que el ex-Chacarita es más vertical y explosivo, puesto que está acostumbrado a jugar como extremo por izquierda. 
Las urgencias y las obligaciones de este partido recaen por el lado del conjunto rojinegro, ya que Vélez no observa con malos ojos un empate, algo que para Colón sería un muy mal resultado. Deberá ser intenso, pero a su vez paciente y no dejarse llevar por la presión del hincha que pide a gritos un triunfo.
Colón apenas triunfó en tres partidos de 20 que se llevan jugados, lo que habla a las claras de lo que le costó imponerse ante sus rivales. La de esta tarde es una chance para mirar el futuro con otra esperanza.