Ovación
Domingo 30 de Julio de 2017

La selección argentina venció con autoridad a Canadá y definirá el título de la Copa Panamericana

Con un contundente 3-0 ante los locales, el equipo de Julio Velasco logró el pasaporte a la final del torneo continental.

El seleccionado argentino de voleibol masculino, que conduce Julio Velasco, pasó a la final de la Copa Panamericana que se juega en la ciudad canadiense de Gatineau, al vencer en semifinales al local por 3 a 0 (25-23, 25-15 y 25-10). De esta manera alcanzó invicto y sin perder un solo sets llegar a la final. Bruno Lima, máximo anotador con 14 puntos. La definición será este domingo desde las 18 (hora argentina) contra Puerto Rico, que le ganó 3-1 a Cuba.

En el primer set, Canadá empezó bien en bloqueo y sumó con Scheerhoorn para llegar al primer tiempo técnico 8-7. Argentina creció de la mano de Crer y Solé para el 10-8 y luego el partido volvió a emparejarse hasta el segundo tiempo técnico, pero la Selección contó con un buen ingreso de Poglajen al saque para el 20-18. Finalmente, Solé selló el 25-23 argentino.

El segundo capítulo volvió a tener un inicio parejo y Argentina llegó al primer tiempo técnico 8-7, diferencia que estiró a 12-7 con Ramos bien desde el saque y más participación de Lima. De Cecco continuó con una buena labor en el armado y además Ramos aportó en bloqueo para que la Selección mejore la diferencia a 19-12. En el cierre, Argentina se mantuvo con buen volumen de juego y lo resolvió por 25-15 tras un nuevo error canadiense.

Para el tercer set, Flores quedó como titular, mientras que Canadá siguió haciendo cambios intentando revertir la historia. Sin embargo, el inicio fue en gran nivel por parte del equipo argentino, que se escapó 8-2 con De Cecco variando las salidas y mucha contundencia en ataque y contra. Más tarde, la Selección dominó con claridad este pasaje del juego con mayor efectividad y de la mano de Lima alcanzó el segundo tiempo técnico 16-6. Con los ingresos de Imhoff y Toro, finalmente Argentina selló la victoria 25-10 tras una buena intervención de Poglajen.