Ovación
Miércoles 06 de Septiembre de 2017

Las distintas duplas de ataque que probó Eduardo Domínguez desde su llegada

El entrenador sabalero lleva dirigidos 19 partidos en Colón y fue variando el esquema ofensivo, más allá de que la fórmula más repetida fue la de Nicolás Leguizamón junto a Diego Vera.

Si hay algo que caracteriza a Eduardo Domínguez es justamente su intención de ir variando en relación al rival que tiene en frente y a la manera en que observa a sus jugadores durante la semana. Por ello, que en muchos casos sorprendió con la formación titular metiendo algun cambio de último momento o modificando en relación a lo que había sido la práctica de fútbol.

Si bien el esquema que prima es el 4-4-2, fue realizando distintos retoques, pero sobre todo de mitad de cancha hacia adelante, más puntualmente en la ofensiva. Hasta aquí el DT dirigió 19 partidos al Sabalero, 16 de ellos fueron por el torneo pasado, dos por la Copa Argentina y el restante el debut en la Superliga.

La dupla de ataque con la que más insistió fue la que conformaban Nicolás Leguizamón y Diego Vera que jugaron nueve encuentros ( Unión, Lanús, Quilmes, Tigre, Sarmiento, Unión, Gimnasia de La Plata, River y Rosario Central).

Luego probó con Viruta Vera y Facundo Pereyra en cuatro ocasiones ( Rosario Central, San Lorenzo, Racing e Independiente Rivadavia de Mendoza por la Copa Argentina). En tanto que cuando se lesionó el uruguayo el ataque estuvo integrado por Leguizamón e Ismael Blanco en tres cotejos (Olimpo, Atlético de Tucumán y Temperley).

Por su parte, Vera y Nicolás Silva hicieron dupla de ataque en dos partidos (Belgrano y Godoy Cruz), mientras que en el último juego por Copa Argentina ante Huracán apostó por Leguizamón y Tomás Sandoval. En esos 19 encuentros el equipo anotó 21 tantos. Y en la racha de siete triunfos consecutivos, en cinco de ellos el ataque estuvo compuesto por Vera y Leguizamón.

Pero como se puede observar, pese al buen entendimiento entre ambos delanteros, el entrenador fue buscando alternativas y cuando debió romper con esa dupla lo hizo. Ante el Globo consideró que Vera no estaba en su plenitud mental por su frustrado pase a San Lorenzo y lo mandó al banco. Y ahora para visitar a Arsenal al menos por la práctica de fútbol de este miércoles le devolvió la titularidad al punta charrúa pero se la sacó a Leguizamón para incluir a Tomás Chancalay.

Es decir que cambió todo el ataque de un partido a otro, dando muestras que no le tiembla el pulso para modificar lo que sea necesario aún equivocándose y acertando como ocurrió en este tiempo. Uno de los principales déficits de Colón es su falta de gol y es por ello que el técnico busca soluciones, probando alternativas y buscando la mejor versión.

En este mercado de pases no llegaron delanteros y se fueron algunos, sobre todo el Sungui Blanco que terminó siendo el goleador del equipo. Es por ello que no llama la atención las dificultades que mostró el equipo en estos dos encuentros. No es para hacer un drama, pero sí para solucionar el problema y en eso anda Domínguez probando y ensayando partido a partido.