Leonardo Sánchez: “Algún día nos iba a tocar jugar mal”

El capitán tatengue fue autocrítico con la actuación del equipo en la derrota ante Newell’s, aunque manifestó: “Hay que replantearse muchas cosas para lo que viene”

El capitán Leonardo Sánchez es uno de los jugadores más regulares que tiene Unión en el Torneo de Primera División. Claro que el defensor no estuvo exento el pasado lunes en el Coloso Marcelo Bielsa del nivel bajo que mostró el equipo, perdiendo un largo invicto de 18 partidos oficiales tras caer frente a Newell’s por 2-0, con tantos de Víctor Figueroa y Diego Mateo. 
A la hora de encontrar los motivos de la primera derrota del Tatengue en su regreso a la máxima división, el zaguero central apuntó: “No jugamos bien, seguramente hay que corregir varios errores para el partido que viene y hacerlo de la mejor manera contra Sarmiento de Junín”. 
Más adelante, el exjugador de Argentinos Juniors redobló su autocrítica y manifestó: “Nos superaron en toda la cancha, hay que reconocerlo, olvidarse rápido y pensar en lo que viene que va a ser importante contra un rival duro como son todos en esta categoría”.
El primer gol de la Lepra, en el cotejo que marcó el cierre de la 8ª fecha, lo tuvo indirectamente a Sánchez como responsable luego de no poder despejar bien un balón que cayó a los dominios locales para que Figueroa decrete la apertura del marcador. A la hora de contar la situación, el marcador central apuntó: “Nos desbordaron y quedamos pasados, me rebotó la pelota y le cayó de vuelta al jugador de Newell’s, son cosas del partido”.
Uno de los referentes del equipo prefiere no dramatizar por el hecho de haber cortado una racha importante de cotejos oficiales sin caídas. Al respecto, se despachó: “Algún día nos iba a tocar jugar mal, no es para volverse loco, sí para preocuparse un poco porque no se jugó bien, hay que replantearse cosas para lo que viene. Reconocemos todos que nos superaron, Newell’s tiene una idea de juego que supo imponer y a la cual no le encontramos la vuelta”.
Paran al pito
Mauro Vigliano tuvo una pésima labor en el encuentro entre Newell’s y Unión. A los 17 minutos del primer tiempo, Milton Casco metió la pelota al área de zurda para Víctor Figueroa, quien estaba en clara posición adelantada. Luego de la lucha con un defensor, el balón derivó en Ezequiel Ponce, quien envió un centro que Maxi Rodríguez cabeceó al gol. Sin embargo, el balón se encontró con un manotazo de Marcelo Cardozo. Ni el árbitro ni su asistente Lucas Germanotta vieron ambas infracciones, por lo que Vigliano dirigirá en la novena fecha el partido entre Boca y Nueva Chicago, aunque en la 10ª jornada será parado por su pobre labor en el Coloso Marcelo Bielsa.